• Los Verdes de Paraguay y Argentina se oponen a la instalación de una planta nuclear en Formosa

    Avanza el plan nuclear argentino. Rechazo conjunto.

    Asunción, 30 de octubre 2012 – Las organizaciones eco políticas Los Verdes de Paraguay y Los Verdes de Argentina rechazan la decisión del gobierno argentino de avanzar con la construcción de un reactor nuclear en la provincia de Formosa. Se trata del CAREM, un reactor de diseño local, con un prototipo y una planta de mayor escala (150 MW) que las existentes.  El anuncio se da en el marco de la reactivación del plan nuclear nacional que incluye un fuerte el impulso a una serie de proyectos vinculados con la expansión de la actividad nucleoeléctrica en el país. Para Los Verdes de ambos países la construcción del CAREM es una decisión carente de racionalidad que añade además, riesgos innecesarios a la región.

    La reactivación del plan nuclear argentino implica el reinicio de la etapa final de la construcción del reactor nuclear de Atucha II (Buenos Aires), la extensión de la vida útil de los reactores nucleares de Embalse (Córdoba) y Atucha I (Buenos Aires) y la construcción de una cuarta planta (Atucha III). Ahora la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica)  ha decidido financiar un primer prototipo para el CAREM y emplazarlo en territorio formoseño.

    El reactor CAREM es un viejo diseño pequeño y compacto, originalmente pensado para ser utilizado en un submarino. Luego de décadas de intentos fallidos para vender ese prototipo a nivel internacional, la decisión actual es construir uno de mayor escala. Existe además un acuerdo de cooperación firmado entre la provincia  de Formosa y la Nación para  instalar allí el reactor declarado de interés nacional  por la Ley 26.566 aprobada en 2009 por el Congreso Nacional. Dicha ley otorga múltiples beneficios a los proyectos nucleares en marcha y, entre otros, a la construcción del reactor CAREM.

    Los Verdes de Paraguay y de Argentina piden que se desactive la iniciativa y alientan a los ciudadanos de Formosa y de las poblaciones limítrofes del Paraguay a que manifiesten su rechazo al proyecto. Argentina no tiene ninguna necesidad de ampliar su capacidad nucleooeléctrica ya que posee alternativas que permiten eliminar el riesgo y son económicamente más viables. En esa línea, los ecologistas argentinos presentaron en 2011 un proyecto de en el Congreso nacional que propone una reforma total de la matriz energética local y un plan de cierre de todas las plantas atómicas para el año 2020, entre otras iniciativas. (Ver el proyecto)

    En marzo del 2012 la autoridad ambiental del Paraguay y sus representantes ante organismos regionales, manifestaron su preocupación por el proyecto nuclear en Formosa y anunciaron la puesta en marcha de salvaguardas socioambientales existentes para limitar su avance.

    Los Verdes argentinos y sus pares paraguayos sostienen que el consentimiento previo e informado es una condición esencial en este proceso, más aún tratándose de un emprendimiento con alto riesgo de contaminación y  potenciales accidentes de graves consecuencias.

  • Audiencia publica con ongs para discutir proyecto de ley energética de los verdes

    El presidente de la Junta Directiva de la organización eco-política Los Verdes Juan Carlos Villalonga y el diputado nacional Carlos Comi (Coalición Cívica-ARI) se reunieron hoy en el Congreso con un grupo de ONGs para discutir el proyecto de ley “Metas Nacionales de Generación Eléctrica Sostenible 2020” que  propone la transformación de la matriz energética argentina. La iniciativa estipula, que para el año 2020 se “apaguen” todas las centrales atómicas argentinas, se adopte una meta del 25 por ciento de la generación eléctrica en base a fuentes de energía renovable y no se construyan más mega-represas.

    La matriz energética de Argentina depende  actualmente en un 90% de los combustibles fósiles (gas, petróleo y carbón). Para hacer frente a este ya obsoleto esquema, el proyecto propone que nuestro país alcance un sistema de generación y distribución de energía eléctrica enteramente basada en fuentes de energía renovables para el año 205 y, entre otras innovaciones que Poder Ejecutivo Nacional defina un programa de reducción progresiva de la generación de electricidad mediante reactores nucleares de modo tal de alcanzar su completo abandono  a fines de 2020.

    Para desactivar el programa nuclear actualmente en vigencia, la propuesta verde – que fue presentado en noviembre de 2011 en la Cámara de Diputados de La Nación por Los Verdes y Comi –  plantea derogar la Ley 26.566, aprobada en el 2009. Dicha ley otorga múltiples beneficios fiscales y declara de interés nacional la finalización de Atucha II y la adquisición de nuevas plantas atómicas.

    El proyecto – que ya  tiene categoría de tratamiento legislativo actual y vigente-  está basado en un informe técnico que Los Verdes elaboraron a lo largo de un año de trabajo en el marco de la Plataforma Escenarios Energéticos Argentina 2030. Allí los ecologistas plantean también que la Secretaría de Energía y el ENRE deberán generar los instrumentos legales y técnicos para que todos los usuarios puedan ser generadores de energía eléctrica en base a fuentes renovables y puedan volcar esa energía a dicha redes. Para el área metropolitana de Buenos Aires, esa modalidad de producción eléctrica distribuida debe estar disponible para el 2015.

    “Es necesario constuir un nuevo consenso energético. Dejar atrás el viejo modelo basado en combustibles fósiles, plantas nucleares y grandes hidroeléctricas”, explicó Juan Carlos Villalonga. “para eso es imprescindible establecer metas precisas para promover el cambio hacia un modelo basado en fuentes renovables, fuertemente descentralizado y con alta eficiencia en el uso de la energía”.

    Para el diputado Comi  la iniciativa “Pretende impulsar un nuevo consenso energético.  Hay que colocar a la Argentina en un sendero energético verde, abandonando la energía nuclear y disminuyendo la dependencia de los combustibles fósiles”.

    Al encuentro asistieron representantes de Greenpeace, Fundación Vida Silvestre, FARN, FUNAM, Taller Ecologista, la Mesa Provincial anti Represas, Mbiguá, Avina, Los Verdes, Movimiento Antinuclear Zárate, de la Asamblea antiuranio de La Rioja y del Movimiento Antinuclear Chubut

  • Una imagen desmiente a la Autoridad Regulatoria Nuclear: vasija de Atucha I en astilleros de RDM

    Buenos Aires, 28 de agosto de 2012.- Los Verdes, Greenpeace y FARN hicieron público un artículo de una revista holandesa de 1972 que evidencia que el recipiente de presión de Atucha I fue fabricado por Rotterdamsche Droogdok Maatschappij (RDM) –la empresa que construyó la vasija del reactor belga con posibles fisuras– y no por Siemens, como sostuvo la Autoridad Regulatoria Nuclear en un comunicado la semana pasada. [1] [2]

     El 22 de agosto, 14 días después de las denuncias realizadas por las organizaciones ambientales, la Autoridad Regulatoria Nuclear emitió un comunicado en el que afirmó que “existen diferencias tanto en el material base como en el proceso constructivo del recipiente de presión, provisto por la empresa alemana Siemens y no por Rotterdam Droogdok Maatschappij de Holanda”.

     Sin embargo, el artículo difundido hoy por las organizaciones, titulado “la energía atómica y sus aplicaciones”, menciona que entre los dos proyectos que el sector nuclear holandés tenía a su cargo en ese momento, se encontraba “la vasija para el proyecto Atucha en Argentina, construido y financiado por Alemania”. La imagen que ilustra esa cita muestra el recipiente de presión de Atucha I en los astilleros de RDM, en Rotterdam. El epígrafe es contundente: “La vasija para Atucha (Argentina) es fabricada por RDM”. [3]

    “Es escandaloso que la Autoridad Regulatoria Nuclear argentina esté brindando información engañosa a la población”, dijo Mauro Fernández, de la Campaña de Energía de Greenpeace. “Se debe detener la operación de Atucha I y garantizar una investigación exhaustiva e independiente, así como una comunicación transparente sobre el estado de su recipiente de presión”, agregó.

    Por su parte, Juan Carlos Villalonga, Presidente de la Junta Directiva de Los Verdes señaló: “Esta es una nueva evidencia de la sensatez de nuestro reclamo hacia la ARN por información clara acerca de Atucha I. Lo que la ARN ha publicado falta a la verdad, una hecho gravísimo para una organismo regulatorio nuclear”.

    Para Bernardo Voloj, Coordinador de Cambio Global de FARN «la ARN debe cumplir con su deber de brindar información precisa y transparente sobre el tema, solo de esa manera se podrán tomar las acciones necesarias para la seguridad de Atucha y de toda la población».

     

    Notas:

    [1] “La energía atómica y sus aplicaciones”, 1972 (en holandés): http://www.laka.org/rdm/atoomenergie1972.pdf

    [2] Comunicado de la ARN: http://www.arn.gov.ar/images/stories/la_arn_y_la_comunidad/comunicados_de_prensa/22-08-2012.pdf

    [3] Imagen:

  • Según ambientalistas, la autoridad nuclear argentina sigue sin dar explicaciones sobre Atucha I

    Buenos Aires, 23 de agosto de 2012. Greenpeace, Los Verdes y FARN insistieron hoy en que la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) debe brindar información clara acerca de la situación de la central nuclear Atucha I y señalaron que la respuesta oficial hecha por medio de la prensa es contradictoria y engañosa. Atucha I figura en una lista de 22 plantas nucleares en estado de alerta por haber compartido el proveedor, la holandesa RDM (Rotterdamsche Droogdok Maatschappij), de la central belga Doel-3 en la que se descubrieron fallas de origen en su vasija de contención y que fuera publicada por la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OECD, por sus siglas e inglés).

    Ayer, en su primer comunicado de prensa del año y luego de 14 días de denuncias realizadas por las organizaciones, la ARN señaló que la vasija de contención de la central argentina fue provista por la empresa alemana Siemens y que las pruebas realizadas a principio de año arrojaron un resultado positivo del funcionamiento de la planta.

    “KWU-Siemens fue la empresa que diseñó y construyó la planta Atucha I. Ahora, eso nada indica sobre el origen del recipiente de presión, de hecho, RDM, ha sido proveedora para varias plantas desarrolladas por Siemens. Si no fue RDM la proveedora del recipiente de Atucha I es importante clarificar qué fabricante lo hizo. En caso, de no ser cierto lo que informan las autoridades nucleares belgas y de la OCDE la ARN debería desmentirlas”, señaló Juan Carlos Villalonga, titular de Los Verdes.

    Por su parte, Mauro Fernández, de la campaña de Energía de Greenpeace, señaló que “la parada rutinaria de Atucha I que se realizó entre abril y junio, fue antes del  descubrimiento de las fallas en el reactor belga que generó el alerta en la industria nuclear. La ARN sugiere que dicha revisión sería suficiente. Es necesario que se aclare por qué esa inspección rutinaria fue exhaustiva y suficiente, en virtud de que estamos ante una situación específica que amerita incrementar el esfuerzo de inspección”.

    Asimismo, María Eugenia Di Paola, Directora Ejecutiva de FARN, señaló que “No se está extrapolando directamente lo sucedido en el reactor belga con Atucha I. El vínculo está establecido por la empresa de origen de la vasija de los reactores, que han presentado en el caso belga defectos en la construcción. Es por eso que aparece Atucha I en un listado de 22 reactores que tuvieron como proveedor a la misma empresa y es eso lo que la ARN debe aclarar”.

    Los ambientalistas resaltaron, por último, que resulta llamativo que no existiendo vínculos con la empresa RDM, tal como se señala en el comunicado oficial de la ARN, la autoridad argentina esté «en permanente contacto» con las autoridades regulatorias de Bélgica, Alemania, Holanda, España, Suiza, Suecia y Estados Unidos, es decir los países que figuran en el listado de los 22 reactores provistos por RDM.

    Leer: Comentarios sobre el Comunicado de la Autoridad Regulatoria Nuclear (22/8/12)

     

  • Confirmado: Atucha I es uno de los 19 reactores en estado de alerta

    Buenos Aires, 21 de agosto de 2012.- La Agencia de Energía Nuclear (NEA) de la OCDE (Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo) confirmó que la central nuclear argentina Atucha I es uno de los 19 reactores en operación con vasijas provistas por la empresa holandesa RDM (Rotterdamsche Droogdok Maatschappij). [1]

    Esta situación coloca en alerta a Atucha I por las fisuras detectadas en la estructura de acero de la planta atómica Doel-3 en Bélgica, provista por la misma empresa, lo que supone un defecto en su fabricación. Esas fallas representan un grave riesgo para todas las centrales con vasijas de presión provistas por RDM. El organismo regulador belga (AFCN) evalúa el cierre permanente de la planta en caso de confirmar las fisuras.

    Esta información corrobora las advertencias realizadas por organizaciones ambientalistas que recientemente le reclamaron a la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) que se clarifique la situación de la planta atómica Atucha I [2]. “Hasta ahora no se ha logrado ninguna respuesta de parte de las autoridades” explicó Juan Carlos Villalonga, de Los Verdes. “La ARN debe clarificar la situación de Atucha I y definir, de manera inmediata, cuál será la estrategia que seguirán para evaluar la integridad de su recipiente de presión”, continuó.

    Por su parte, Mauro Fernández, de Greenpeace, indicó que “hay 22 millones de argentinos que viven a menos de 300 km de Atucha y podrían ser afectados por un accidente grave en la planta. La ARN debe dejar de esconder información y realizar una comunicación transparente de la situación”.

    “Se trata de Información pública vital para la comunidad que nuestra Autoridad Regulatoria Nuclear debe responder, más aún luego que la Agencia de Energía Nuclear de la OCDE confirmó que Atucha I está en el listado de los 19 reactores provistos por RDM”, dijo Maria Eugenia Di Paola, de FARN.

    Las organizaciones Greenpeace, Los Verdes y FARN presentaron el martes 14 un pedido de información pública a la ARN y la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) reclamando que confirmen si la empresa RDM actuó como proveedora de una central atómica argentina. Al pedido adhirieron Taller Ecologista de Rosario, la organización M’biguá de Entre Ríos y FUNAM de Córdoba. [3]

    Notas

    [1]     Para leer el cable NEA-OCDE (en inglés), hacé click aquí

    [2]     Para leer el comunicado «Organizaciones ambientalistas piden información a las autoridades nucleares sobre la seguridad de sus reactores», hacé click aquí

    [3]   Para leer el pedido de informe a la Comisión Nacional de Energía Atómica, hacé click aquí

    Para leer el pedido de informe a Autoridad Regulatoria Nuclear, hacé click aquí