• Salta debe respetar la Ley de Bosques

    Organizaciones ecologistas, sociales y personalidades de todo el país solicitaron hoy al Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) y a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación que, en su carácter de máximas autoridades ambientales del país, realicen las acciones pertinentes para que el Poder Ejecutivo de Salta cumpla en forma estricta las restricciones establecidas en su OTBN y derogue los decretos que permiten realizar recategorizaciones prediales.

    La provincia de Salta está incumpliendo la Ley Nacional 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos; desde su sanción ya se desmontaron 400.000 hectáreas, de las cuales 120.000 hectáreas se trataban de zonas protegidas.

    Leer carta completa aquí

  • Organizaciones sociales de todo el país demandan el estricto cumplimiento de la Ley de Bosques

    A casi seis años de la sanción de la Ley de Bosques más de ochenta organizaciones sociales de todo el país, entre las que se cuentan Los Verdes, presentaron a los gobiernos provinciales un documento firmado por una docena de expertos reclamando el estricto cumplimiento de la normativa forestal.

    El documento titulado “Ley de Bosques: Ni un paso atrás” afirma que nuestro país “se encuentra en una verdadera emergencia forestal, acentuada en los últimos 15 años por la expansión descontrolada de la actividad agropecuaria. La sanción de la Ley N° 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos significó un avance sin precedentes, y un logro trascendental de la participación de la sociedad civil en el reclamo efectivo de una norma de protección ambiental. A casi seis años de su sanción, veinte provincias han realizado el Ordenamiento Territorial de sus Bosques Nativos (OTBN) y los han refrendado mediante una ley provincial”. (1)

    Las organizaciones y expertos destacaron que “resulta necesario respetar en forma estricta las restricciones establecidas por los OTBN: Categoría I – rojo (no permite desmonte ni aprovechamiento), Categoría II – amarillo (no permite desmonte), y Categoría III – verde (permite desmonte tras la realización de una Evaluación de Impacto Ambiental y una audiencia pública). Además es fundamental concluir, de manera participativa, los procesos de OTBN en todo el país y refrendarlos por leyes emanadas de las legislaturas provinciales; modificar aquellos que no cumplen con los artículos y criterios de sustentabilidad ambiental establecidos por la ley nacional; y revisar aquellos que presentan incongruencias entre sí respecto de zonas que abarcan ecorregiones compartidas entre al menos dos provincias”.

    Finalmente, advirtieron que la Ley de Bosques no permite realizar recategorizaciones prediales y que, si bien la modificación de los ordenamientos debe realizarse cada 5 años, disminuir las categorías de conservación de los mismos, y por ende de la superficie boscosa, viola la normativa nacional y sus principales objetivos. “La modificación de leyes ambientales no puede significar un retroceso en los niveles de protección alcanzados con anterioridad, sino por el contrario incrementarlos. Todo retroceso implicaría estar atentando contra principios ambientales consagrados en la Ley N° 25.675 General del Ambiente, como el precautorio, el de equidad intergeneracional, el de progresividad y el de sustentabilidad. A ello se agrega el principio de no regresión ambiental, el cual fue recientemente consagrado por resolución del Congreso Mundial de la Naturaleza en el marco de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), de la cual la República Argentina es Estado Miembro”, sentenciaron

    Leer el documento completo aquí .Ley-de-Bosques-Ni-un-paso-atras

  • Los Verdes acompañaron el reclamo contra la construcción de la represa Garabí

    10 de septiembre de 2013 – Los Verdes acercaron su apoyo a la Mesa Provincial por el No a las Represas que exigió en el Congreso Nacional que se detenga la construcción la megarepresa Garabí en la provincia de Misiones.

    En el acto participó Juan Carlos Villalonga, presidente de la Junta Directiva de Los Verdes quien ratificó la postura de la organización en contra de la construcción de Garabí y Panambí debido al impacto ambiental que producen. “En la cuenca del río Uruguay hay siete represas en operación y 21 proyectadas. Si se construyen todas van a alterar completamente el curso natural del río, inundando humedales y bosques con la consecuente pérdida irreversible de biodiversidad y deteriorando la calidad del agua dulce”.

    Según al Estudio de Inventario elaborado durante 2009 y 2010, el embalse de la represa Garabí ocupará 64.200 hectáreas y el de Panambí 32.760 hectáreas; de ellas, 30.000 hectáreas están consideradas de interés ecológico relevante afectando áreas de importancia para la conservación de las aves, 11 sitios arqueológicos y la actividad pecuaria, el cultivo de la yerba mate, la soja y el arroz y la pesca como actividad rentable. Para Los Verdes “no es suficiente un estudio de impacto ambiental de cada obra en particular; es imprescindible tener una mirada en toda la cuenca y acordar con los gobiernos de Brasil y Uruguay un plan de manejo integrado con enfoque ecosistémico”, agregó Villalonga. Si bien las represas se promueven para generar energía como motor necesario del desarrollo de la región.

    En períodos de sequía como el que estamos transitando, la acumulación de agua en los embalses intensificaría las bajantes del río Uruguay pudiendo poner en riesgo el abastecimiento de agua de la población. El proyecto de Garabí comenzó a principios de la década del 70. Luego de muchas negociaciones, en 2008, los presidentes Cristina Fernández de Kichner y LuizInácio Lula Da Silva ratificaron la decisión de construir el emprendimiento hidroeléctrico Garabí que consiste en dos aprovechamientos hidroeléctricos (Garabí y Panambí) sobre el río Uruguay, tratándose del primer emprendimiento binacional de este tipo entre Argentina y Brasil.

  • La destrucción de bosques no se detiene y es alarmante

    Nuevos datos de la SADyS

    (Buenos Aires, 22 de enero de 2013). La agrupación eco política Los Verdes señaló como alarmantes los nuevos datos oficiales sobre deforestación en Argentina. Mediante el informe Bosques Nativos Balance 2012” publicado hoy, los ecologistas denunciaron que “la destrucción de los bosques nativos no se ha detenido y se ha avanzado incluso en áreas protegidas”. Según datos oficiales actualizados “se han deforestado más de 1.000.000 de hectáreas desde la promulgación de la ley 26.331(Ley de Bosques) debido, fundamentalmente, al avance de la frontera agrícola”. (1)

    Ante las nuevas cifras de deforestación, Los Verdes denunciaron que durante el período de moratoria establecido por la Ley 26.331, en el que las provincias debían desarrollar sus Ordenamientos Territoriales de Bosques Nativos (OTBN), también se deforestó. Durante este período, la tasa anual de deforestación (2) en Chaco y Salta siguió siendo similar a la del período previo a la sanción de la Ley; y en Santiago del Estero y Formosa las tasas llegaron a sus niveles históricos más altos.

    La destrucción de bosques nativos sigue siendo alarmante, sobre todo en Salta y Santiago del Estero. Los datos oficiales asumidos por la Secretaría de Ambiente de la Nación muestran la desidia y el desinterés tanto del Gobierno Nacional como de los gobiernos provinciales para cumplir y hacer cumplir la legislación vigente”, señaló Juan Carlos Villalonga Presidente de Los Verdes.

    Por otro lado, las estadísticas muestran que en los meses previos a la aprobación de la Ley de Bosques el grupo de provincias constituido por Salta, Santiago del Estero y Chaco, superaron notablemente su tasa de deforestación histórica, dando cuenta de la entrega de permisos de desmontes de manera especulativa ante la inminente sanción de la norma.

    Como agravante, los ecologistas denunciaron en el grupo de 8 provincias claves (3) al analizar la deforestación en el periodo comprendido entre la aprobación de los OTBN y el 2011, se registraron 274.245 ha de desmontes en zonas pertenecientes a las categorías de conservación calificadas como  “Rojas” y “Amarillas”, en las que está prohibido realizar desmontes.

    “A la falta de control del Estado debemos sumar la falta de financiación de la Ley de Bosques como hecho recurrente en todos estos años. Nunca jamás el fondo establecido por la Ley 26.331 para la protección de bosques y la promoción de actividades sustentables fue sustanciado tal como la norma lo indica” explicó Villalonga. “Para este año se dispuso sólo un 10% del monto establecido en la norma”.

     Para Los Verdes, mientras las prioridades económicas nacionales estén focalizadas en la maximización de las exportaciones agropecuarias, será muy difícil que la Ley de Bosques encuentre recursos económicos y voluntad política para que se apliquen sus mecanismos de control y sus incentivos para la producción sostenible y la conservación y restauración de las áreas boscosas.

    “Resulta auspicioso que la Secretaría de Ambiente asuma el avance de la deforestación como un problema. Pero el informe oficial presentado carece de valor si, como Autoridad Nacional de Aplicación de la Ley de Bosques no denuncia en la justicia las evidentes transgresiones detectadas. Los responsables deben ser sancionados. Por otro lado, si estas cifras no sirven de alerta para modificar las políticas macroeconómicas que están empujando hacia la destrucción de los bosques nativos y la creciente conflictividad social con las poblaciones que habitan en las áreas de bosque, el trabajo realizado solo habrá sido testimonial”, concluyó Villalonga

     

    (1) Los datos surgen de una publicación elaborada por la Dirección de Bosques de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS) de la Nación Monitoreo de la Superficie de Bosque nativo en el marco de la Ley N° 26.331. Período 2006-2011 – Regiones Parque Chaqueño, Selva Tucumano Boliviana y Selva Misionera” que actualiza los datos sobre la pérdida de bosques en la Argentina durante el período 2006-2011. Ver “Bosques Nativos Balance 2012. La destrucción no se Detiene”, Los Verdes-FEP, enero 2013, http://losverdes.org.ar/nuevo/bosques-nativos-balance-2012-la-destruccion-no-se-detiene/

     

    (2) La tasa anual de deforestación expresa el porcentaje de pérdida boscosa por año. El valor en Argentina es muy elevado.

    •              Argentina (2006-2011): 1,22%

    •              Mundial (2000-2010): 0,13%

    •              América Central (2000-2010): 1,19%

    •              América del Sur (2000-2010): 0,45%

     

    (3) Salta, Santiago del Estero, San Luís, Chaco, Catamarca, Formosa, Tucumán y Misiones.

     

    Contactos:

    Carolina Diotti – coordinadora de prensa

    Móvil: +54 11 58919632

    Twitter: @carodiotti

     

    Juan Carlos Villalonga -Presidente Junta Directiva

    Móvil: +54 11 65884322

    Twitter: @Calivillalonga

     

     

     

     

     

     

  • Organizaciones sociales y científicos advierten que los sistemas silvopastoriles violan la Ley de Bosques

    Santiago del Estero, 10 de mayo de 2012 – En el marco del 2° Congreso Nacional de Sistemas Silvopastoriles que se está realizando en Santiago del Estero esta semana, más de cuarenta organizaciones sociales y diez científicos advierten sobre la falta de sustentabilidad de la mayoría de los sistemas silvopastoriles, que implican en muchos casos un desmonte, y solicitan a las provincias que suspendan su autorización hasta tanto cumplan con los requisitos establecidos en la Ley de Bosques.

    El documento elaborado por los profesionales y organizaciones advierte que “lamentablemente, la realidad indica que generalmente el “desmonte selectivo”, “desarbustado” o “desbajerado”, que normalmente se realiza con rolo o topadora, resulta un desmonte o el paso previo al desmonte; lo que, sumado a la implantación de pasturas exóticas, no garantiza el mantenimiento y regeneración de los bosques nativos. Lo cierto es que, en la mayoría de los casos, luego de la aplicación del rolo o la topadora son muy pocos los árboles que quedan en pie.Además, el rolado intensivo y la implantación de pasturas implican la destrucción del futuro de ese bosque, el sotobosque, fuente de alimento para gran parte de la fauna que los habita” (1)

    Los firmantes señalaron que algunas provincias están autorizando este tipo de sistemas silvopastoriles en bosques nativos clasificados en la Categoría II (amarillo), que según la Ley de Bosques “podrán ser sometidos a los siguientes usos: aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica”; y aclararon que el artículo 14 de la normativa nacional estipula claramente que “no podrán autorizarse desmontes de bosques nativos clasificados en las Categorías I (rojo) y II (amarillo)”.

    Frente a esta situación, solicitaron en el texto a los gobiernos provinciales “que suspendan la autorización de sistemas silvopastoriles en bosques nativos clasificados en la Categoría II(amarillo) hasta tanto los mismos cumplan con los requisitos establecidos por la Ley de Bosques”.

    “A mediados de la década de 1990, se produjo un fuerte incremento en la superficie cultivada para soja; y la ganadería intensiva, que históricamente se producía en la región pampeana, empezó a ser “corrida” hacia el norte del país propiciada por el bajo precio de la tierra.”, describe el documento. “Los sistemas silvopastoriles son considerados como una opción de producción ganadera intensiva y forestal, donde se busca mantener en pie a las especies leñosas maduras y se implantan pasturas para el forraje, bajo un sistema de manejo integral. Sin embargo, en la región chaqueña la mayoría de los sistemas existentes son básicamente ganaderos, donde el componente forestal posee una importancia secundaria”.

    Notas:

    1) Para leer el documento “Los Sistemas Silvopastoriles y la Ley de Bosques”, hacé click aquí

    2) Firman el documento las siguientes organizaciones: Greenpeace, Fundación Vida Silvestre Argentina, Centro Mandela DD.HH. (Chaco), Fundación Encuentro por la Vida (Chaco), Instituto de Desarrollo Social y Promoción Humana (Chaco), Movimiento por la Salud Pública y demás derechos del Pueblo (Chaco), Movimiento Campesino de Santiago del Estero, Foro Ambientalista Santiago del Estero, Grupo Ambiental para el Desarrollo (Santiago del Estero), Fundación para la Gestión e Investigación Regional (Formosa), Ave Fénix Fundación Ecológica (Tucumán), Fundación Reserva del Iberá (Corrientes), Taller Ecologista (Santa Fe), Fundación Proteger (Santa Fe), Taller de Comunicación Ambiental (Santa Fe), Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (Misiones), Fundación M´Biguá (Entre Ríos), Oikos Red Ambiental (Mendoza), Red Provincial de ONGs San Juan, Asociación Ecologista Inti Chuteh (San Juan), Asociación Civil Conservación Patagónica (Neuquén), Asociación Calafate Natural (Santa Cruz), Asamblea Ambiental Ciudadana de Río Gallegos (Santa Cruz), Red Yaguareté, Fundación Biodiversidad, Amigos de la Tierra Argentina, Fundación Flora y Fauna Argentina, Fundación Banco de Bosques, Los Verdes / Foro de Ecología Política, Comisión Interdisciplinaria de Medio Ambiente, Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza, Red de Estudios en Genocidio y Política Indígena en Argentina, Centro Ecologista Renacer, Fundación Argentina del Medio Ambiente, Eco Sitio, ACES Asociación Civil, Espacio Oikos, Ala Plástica, Asociación Agenda 21 NEA, Amartya, Asociación Amigos de los Parques Nacionales, Asociación Civil Ecosistemas Argentinos.

    3) Firman el documento los siguientes científicos y profesionales: Prof. Dr. Jorge Morello, Dr. Agustín Paviolo, Biól. Verónica Andrea Quiroga, Ing. Agr. María Luisa Pizzi, Dra. Catalina Buliubasich, Dr. Lucas Seghezzo, Lic. Héctor Eduardo Rodríguez, Biól. Alfredo J. Berduc, Dra. Elena Lucca, Becaria Silvia Clarisa Zaninovich.