• DESPENALIZACION DEL ABORTO: UN DEBATE QUE DEBE SALIR DE LAS SOMBRAS

    2 de marzo 2018 – Ayer el portal de noticias argentino Infobae, publicó una columna de opinión del Diputado Nacional y vocero de Los Verdes Juan Carlos Villalonga sobre la despenalización del aborto interrupción voluntaria del embarazo, un tema que las organizaciones del tercer sector han instalado en Argentina y sobre el que el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, dio luz verde para que se debata en el Congreso.

    Compartimos a continuación la nota de Villalonga con el fin de echar luz sobre un debate postergado, que la sociedad argentina ya está madura para dar.

     

    Un debate difícil que debe salir de las sombras

    Por Juan Carlos Villalonga, Diputado Nacional Cambiemos

    La despenalización del aborto, o interrupción voluntaria del embarazo,es uno de esos debates pendientes que son bien difíciles y complejos, pero que resultan imposibles de postergar u ocultar por más tiempo. Si queremos vivir en una sociedad abierta y plural, este tema no puede ser un tabú político. Karl Popper contrapuso las sociedades cerradas y abiertas de la manera siguiente: “seguiremos llamando sociedad cerrada a la sociedad mágica, tribal colectivista, y sociedad abierta a aquella en la que los individuos deben adoptar decisiones personales”. Una sociedad abierta designa no tanto una forma de Estado o de gobierno, sino un tipo de convivencia humana, donde la libertad de los individuos constituye uno de los valores primordiales.

    En este sentido, no sólo me parece inteligente la decisión política de dar espacio al debate, considero que es todo un síntoma de crecimiento y madurez social. Más allá de la opinión que cada uno de nosotros pueda tener, la apertura y la tolerancia es lo que nos hará mejores y permitirá crecer en todo sentido.

    Ahora bien, es esencial dimensionar y comprender la lógica del problema que enfrentamos para poder abordarlo de una manera razonable.En este sentido, es oportuno hacer referencia al estudio publicado el año pasado por la prestigiosa revista de medicina The Lancet, que presenta un exhaustivo análisis de las estadísticas a escala global. De allí surge una cifra impactante: el 25 por ciento de los embarazos son abortados, es decir, uno de cada cuatro. Ese valor se eleva al 34 por ciento en nuestra región, Sudamérica. Con sólo este dato queda claro que soslayar o postergar esta discusión es de una gigantesca irresponsabilidad.

    Según el estudio mencionado, en el año 2014 se practicaronunos 56 millones de abortos a nivel mundial, de los cuales 50 millones se realizaron en países en vías de desarrollo, en los que mayoritariamente el aborto está penalizado por la ley.

    Las cifras son más contundentes cuando uno observa la evolución reciente: en el mundo desarrollado la cantidad anual de abortos realizados se redujo en 5 millones respecto de los niveles de 1990. En ese mismo período, en los países en desarrollo aumentaron en 11 millones.

    Atendiendo al aumento poblacionales necesario traducir esas cifras en términos proporcionales. De acuerdo al informe de TheLancet,la tasa de abortos (cantidad de casos por cada 1000 mujeres de 15-44 años) disminuyó notablemente en el mundo desarrollado, mientras que se mantuvo estable en los países en desarrollo. En el que solemos denominar “primer mundo” se pasó de una tasa de 46 a 27 entre 1990 a 2014, en tanto que en el mundo en desarrollo se mantuvo casi estable, de 39 a 37.

    Cuando se analizan las tasas en función de la penalización o no de la interrupción voluntaria del embarazo, los datos son esclarecedores. En aquellos países donde el aborto está totalmente prohibido o sólo se permite para salvar la vida de la mujer, la tasa es de 37 (por 1000 mujeres de 15-44 años de edad). En países en el que el aborto es accesible a demanda, esa tasa es de 34.

    Como puede verse, no existe correlación entre marcos legales prohibitivos y una disminución de las interrupciones voluntarias de embarazos. Con lo cual, uno de los grandestemores que surgen a la hora de despenalizar la interrupción del embarazo queda neutralizado. Por el contrario, estas cifras nos deben alentar a legislar de modo tal que mejoremos las condiciones de seguridad en las que se realizan hoy estas intervenciones, evitando su clandestinidad y mejorando su accesibilidad para garantizar así la salud física y mental de miles de mujeres.  

    Aún con las dificultades de no contar con estadísticas muy certeras, diferentes fuentes coinciden en que llegarían a 500.000 las interrupciones de embarazos anuales en nuestro país. Esto nos indica la magnitud del problema que enfrentamos localmente, que guarda una relación bastante similar a lo que ocurre a nivel global y regional. Nuevamente, la prohibición o la penalización del aborto no han servido aquí tampoco para frenar su práctica; en cambio, lo que realmente provoca es una intervención de alto riesgo y con profundas disparidades en su calidad acorde a la capacidad socioeconómica de quienes necesiten acceder a ella. 

    Ante las cifras mencionadas, me resulta bastante obvio que el abordaje penal dado hasta ahora ha resultado en un gran fracaso que conlleva un serio riesgo para la salud de una enorme cantidad de mujeres. Es imprescindible que nuestro país revise su normativa en esta materia para encuadrarla en una política sanitaria acorde a las recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) realiza, alentando a los gobiernos a que eliminen las barreras regulatorias que hoy impiden el acceso a la atención sanitaria para un aborto sin riesgos y su prestación oportuna.Si logramos sacar de las sombras esta realidad, reconocerla en su verdadera dimensión, estaremos en condiciones de brindar una respuesta que esté a la altura del reclamo y del dolor de tantas mujeres y familias argentinas.

    Artículo citado de The Lancet: Abortion incidence between 1990 and 2014: global, regional, and subregional levels and trends

    Link a la publicación en Infobae

  • ARGENTINA AUN SIGUE SIN LEY QUE PROTEJA LOS HUMEDALES

    2 de febrero 2018 – Un año más en el que se celebra el Día Mundial de los Humedales  y Argentina sigue sin tener una ley de presupuestos mínimos que los proteja. La iniciativa lleva varios años de espera y debate en el Congreso Nacional y  ha sido impulsada reiteradamente por organizaciones sociales y ecologistas entre las que se cuentan Los Verdes.

    Cerca del 23% del territorio nacional está ocupado por humedales y hay 22 sitios designados de Importancia Internacional por la Convención Ramsar. Son indispensables para la vida y la sostenibilidad ecológica y un ecosistema clave para la mitigación y adaptación al cambio climático.

    Los humedales no son lugares a drenar, rellenar y convertir a otros usos y pese a los múltiples beneficios ambientales que prestan su desaparición es drástica: según la Convención Ramsar desde 1900 se perdió el 64% de los humedales del planeta.  Entre otras funciones fundamentales los pastizales húmedos en las cuencas fluviales, por ejemplo, absorben el exceso de las precipitaciones reduciendo crecidas de arroyos y ríos. Esa misma capacidad de almacenamiento también protege el ambiente contra la sequía. En las ciudades, además, funcionan como filtro para desechos domésticos e industriales,  son abastecedores de agua y de espacios verdes.

    En Argentina desde 2013 se discuten proyectos de protección de humedales en el Congreso. Tras perder estado parlamentario dos veces, a fines de 2016 un proyecto de autoría de los entonces senadores Magdalena Odarda (Frente Progresista) , Teresita Luna (FPV) y Fernando Solanas (Proyecto Sur) obtuvo media sanción en dicha Cámara pero su avance en el Congreso se encuentra trabado debido a intereses y disidencias con sectores productivos.

    “Es de gran relevancia el tratamiento y la aprobación de esta ley, estamos hablando de reservas y provisión de agua dulce, amortiguación de crecientes, almacenamiento de carbono, provisión de alimentos para personas y fauna silvestre, recarga y descarga de acuíferos y valores culturales, entre otros servicios imprescindibles” destacó Elba Stancich, presidenta de la Junta Directiva de Los Verdes .  

    Es urgente que se defina un piso de protección para los humedales de todo el país y es prioritario. No se trata de terrenos improductivos ni desaprovechados sino de entornos vitales para la supervivencia humana.

     

  • INFORME DE GESTION 2017 DEL DIPUTADO JUAN CARLOS VILLALONGA

    Compartimos aquí el Informe de Gestión 2017 del Diputado Nacional y vocero de Los Verdes, Juan Carlos Villalonga en donde figura el detalle de toda la actividad parlamentaria vinculada con su tarea.

    Como hito se destaca que, tras casi dos años de trabajo, finalmente se aprobó la Ley de Generación Distribuida con el consenso de todos los actores involucrados en el secto. Se trata de una norma que permitirá la autogeneración de energía proveniente de fuentes renovables conectada a la red de distribución y será un cambio drástico en el actual modelo energético que incorpora a la Argentina un nuevo derecho: el del usuario-generador

    El objetivo de este Informe es transparentar la gestión legislativa del Diputado Villalonga tal como ocurrió también en 2016.

    Descargar el informe aquí

  • FUE APROBADA LA LEY DE GENERACION DISTRIBUIDA

    30 de noviembre 2017 – Finalmente la Cámara de Senadores de la Nación Argentina aprobó por unanimidad anoche el proyecto de Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable Integrada a la Red Eléctrica Pública. Argentina tiene finalmente su ley de Generación Distribuida.

    votacion

    Tras casi dos años de gestiones que involucraron a legisladores, organizaciones sectoriales, privados, distribuidoras, estados provinciales, usuarios y al Poder Ejecutivo Nacional, se aprobó ayer la ley de Generación Distribuida, un proyecto impulsado por el diputado y vocero de Los Verdes Juan Carlos Villalonga junto a sus pares Luis Bardeggia (Frente Para la Victoria), Néstor Tomassi (Bloque Justicialista), Gustavo Bevilacqua, del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, Jorge Taboada, de Chubut Somos Todos.
    La norma permitirá habilitar a usuarios residenciales y pymes a generar su propia energía obtenida de la producción de equipos de energías renovables de baja potencia en todo el territorio nacional, e inyectar eventualmente el excedente producido en la red de distribución.

    “La ley posibilita el derecho en todo el país de que el usuario pueda autoconsumir e inyectar a la red energía renovable y marca un antes y un después en la forma en la que producimos y consumimos energía eléctrica. Va a cambiar todo el sistema energético y el eléctrico en particular porque fundamentalmente incorpora en Argentina un nuevo derecho: el del usuario generador”, señaló el diputado Villalonga.

    nota-14

    Desde el Ministerio de Energía de la Nación, anunciaron por su parte que la reglamentación de la ley se realizará durante el primer trimestre de 2018.

    La aplicación de las energías renovables de forma descentralizada tiene un rol protagónico en para la transición energética. El modelo de generación distribuida favorece las condiciones para que nuevos actores hagan su aparición y permitirá aprovechar al máximo el potencial renovable, complementando el desarrollo de energía limpia a gran escala.

    Los Verdes venimos promoviendo desde hace tiempo la generación distribuida en Argentina como una alternativa neceasaria. Aquí puede leerse nuestro último informe de octubre de 2016 sobre el tema.

    Aquí el  texto completo de la ley.

  • JORNADA SOBRE ECONOMIA CIRCULAR Y OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE 2030

    11 de noviembre 2017 – Mucho interés del público despertó la presentación del programa de Economía Circular de la Fundación Ellen MacArthur que se realizó hoy en la Cámara de Diputados  junto con la oficina para el Cono Sur de ONU Medio Ambiente y la red mundial de parlamentarios Globe International.

    Organizada por el equipo del diputado nacional y vocero de Los Verdes Juan Carlos Villalonga – que también es presidente del capítulo argentino de GLOBE –  la Jornada abordó el tema en el marco de la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible. “El Desarrollo Sostenible requiere de una economía inclusiva, baja en emisiones de carbono y eficiente en el uso de los recursos naturales. Eso se logrará si adoptamos políticas que corrijan los actuales desajustes de la economía. Uno de los pilares clave de la economía verde es la gestión de los recursos para hacer este sistema más racional”, señaló el diputado Villalonga en la apertura del evento.

    imagen37img_8222

    La economía circular es una alternativa al modelo lineal de “extraer-fabricar-consumir-tirar” que no es sostenible a largo plazo. Se trata de una filosofía de organización de sistemas inspirada en lo que hacen los seres vivos como ciclo continuo: conserva el capital natural, optimiza el uso de los recursos y minimiza los riesgos. Por eso es necesario apuntar a cambios profundos en los procesos de producción, consumo y organización de la economía que resulten equitativos y sustentables.

    José Dallo, Jefe de la Oficina Subregional para el Cono Sur de ONU Ambiente fue parte del panel en el vento e hizo hincapié en que “los objetivos más transformadores son la producción y el consumo sustentable. Debemos preguntarnos hacia adónde vamos – dijo- y qué futuro queremos. Particularmente qué elementos deseamos potenciar para promover la economía circular en Argentina” 

    imagen24

    En su presentación   Dallo apuntó que el 60% de los ecosistemas del planeta estarán dañados o serán usados de manera no sustentable para 2030 cuando habrá de 1 a 3 mil millones de consumidores adicionales de clase media que se estima extraerán 140 miles de millones toneladas de recursos naturales, a nivel global, a una tasa de consumo propia de los países desarrollados.

     

    Por su parte, la representante de la Fundación Ellen MacArthur, Ashima Sukhdev, referente en la temática, fue enfática al señalar que ese es el camino que debemos empezar a transitar “Debemos analizar cómo hacer un uso más eficiente de los recursos, para aumentar el proceso de reciclar y reutilizar, evitando así estar permanentemente extrayéndolos de la naturaleza. Fomentamos la economía circular basándonos en tres principios centrales: el diseño de los productos, mantener los materiales siendo utilizados por más tiempo y la regeneración de los recursos naturales”, sostuvo.

    imagen25En el informe Hacia una Economía Circular: motivos económicos para una transición acelerada de la Fundación MacArthur se menciona un modelo que apunte hacia una economía “restaurativa y regenerativa” y presenta allí una estructura que ellos denominan RESOLVE (por sus siglas en ingles)  basada en cuatro conceptos: regenerar, compartir, optimizar y refabricar continuamente. El trabajo señala también que la oportunidad económica del modelo de Economía Circular se apoya en un mayor crecimiento económico, grandes ahorros netos de costes en materiales, la creación de oportunidades de empleo y una más innovación.

    La Jornada finalmente cerró con un taller cerrado sobre Economía Circular para gobiernos locales, dirigido a funcionarios y tomadores de decisión de municipios, comunidades y provincias al que asistieron representantes de todo el país.

    72f8cdf0-78c6-46a2-b9a3-afc46ae246af

     

     

     

     

     

     

    En 2016 Los Verdes publicaron también un informe titulado “Economía Circular: Cómo mantenerse dentro de los límites ecosistémicos, con equidad y satisfacción de derechos”,  que propone promover la economía circular de y un trabajo en conjunto entre sectores productivos, estados y sociedad, para consensuar plazos y metas precisos.