• La Corte Suprema a favor de la Ley de Glaciares


    Rechazo al pedido de Barrick Gold, Minera Argentina Gold y provincia de San Juan

    5 de Junio de 2019 – En el día de ayer se dio a conocer la Sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la que rechaza la demanda de nulidad de la Ley Nº 26.639 de Régimen de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglaciar. Se trata de un trascendente fallo en el que se reafirman las facultades federales para dictar los presupuestos mínimos ambientales definidos en la Ley General del Ambiente como normas que otorgan una tutela común para todo el territorio nacional.

    El planteo había sido realizado por Barrick Exploraciones Argentinas S.A. y
    Exploraciones Mineras Argentinas S.A., concesionarias del emprendimiento binacional Pascua Lama, ante el Juzgado Federal de San Juan solicitando que se declare la nulidad -y en su caso-, la inconstitucionalidad de la mencionada ley. La provincia de San Juan adhirió al planteo cuestionando el procedimiento legislativo de sanción de la ley.

    La Ley de Glaciares establece los presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y del ambiente periglacial con el objeto de preservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos para el consumo humano, para la agricultura, como proveedores de agua para la recarga de cuencas hidrográficas, para la protección de la biodiversidad, como fuente de información científica y como atractivo turístico.

    En consecuencia prohíbe actividades que puedan afectar las condiciones naturales o funciones de los glaciares y su ambiente periglaciar entre las que incluye la exploración y explotación minera e hidrocarburífera. Las actividades en ejecución al momento de sanción de la ley debían someterse a una auditoría ambiental que identificara y cuantificara los impactos ambientales potenciales y generados de manera de verificarse su cumplimiento y las autoridades provinciales debían tomar las medidas de adecuación que pudieran implicar el cese o traslado de la actividad y las medidas de protección, limpieza y restauración que correspondan.

    A partir del Inventario Nacional de Glaciares, realizado también en cumplimiento de la Ley, se sabe que Argentina se encuentra entre los países con mayor superficie de glaciares del mundo. Cuenta con 8.484 km² cubiertos de hielo, de los cuales 5.769 se encuentran en la Cordillera de los Andes y 2.715 en las Islas del Atlántico Sur (1).

    Lo que la Corte reafirma en este fallo son las facultades federales para dictar los presupuestos mínimos ambientales, definidos en la Ley General del Ambiente, como las normas que conceden una tutela ambiental uniforme o común para todo el territorio nacional, y tienen por objeto imponer condiciones necesarias para asegurar la protección ambiental y el desarrollo sustentable (2).

    Para Los Verdes se trata de un fallo de trascendencia, sumamente positivo, que destaca la existencia de derechos de incidencia colectiva en relación a la protección del ambiente que involucran, en el caso de los glaciares, la posibilidad de estar afectando el acceso de grandes grupos de población al recurso estratégico del agua y que debe considerarse de manera sistémica la protección de los ecosistemas y la biodiversidad.

    NOTAS

    (1) IANIGLA-Inventario Nacional de Glaciares. 2018. Resumen ejecutivo de los resultados del Inventario Nacional de Glaciares. IANIGLA-CONICET, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Pp. 27. Disponible en http://www.glaciaresargentinos.gob.ar

    (2) Ver texto Sentencia de la Corte Suprema sobre constitucionalidad de la Ley de Glaciares

  • Responsabilidad Extendida del Productor: una herramienta fundamental para generar menos residuos, promover el reciclado y la economía circular

    17 de mayo de 2019.- La gestión de los residuos es un tema central para las ciudades, cualquiera sea su escala. Argentina tiene una  generación diaria promedio de residuos sólidos urbanos (RSU) de 1kg por persona y es algo mayor para las localidades que superan el millón de habitantes. Sin embargo  solo el 61% de la población cuenta con una disposición adecuada de los residuos y en nuestro país todavía es muy deficiente la gestión de la basura. En necesaria una ley nacional de envases que introduzca el principio de Responsabilidad Extendida del Productor, una discusión instalada en el Congreso hace ya veinte años. Los Verdes apoyamos el reciente proyecto presentado por la diputada María Emilia Soria que establece opciones para la recuperación de los envases pos-consumo y obliga a los productores a optar por una de ellas.

     A diferencia de décadas anteriores en las que el objetivo primordial en las ciudades era mantener la higiene y poner la basura fuera de la vista, en la actualidad  la contaminación, la falta de espacios, la queja de los vecinos y una progresiva conciencia del mal uso que se hace de los recursos, ha puesto el foco en cómo recuperar de manera eficiente la basura.

    El costo de la recolección y disposición de los residuos recae en los municipios y ocupa una importante proporción del presupuesto que varía entre el 5% y 25%, y que luego recae en los vecinos por igual sin diferenciar cuánto generen o reciclen. El 36% de los municipios del país cuentan con plantas de separación y  clasificación de RSU, con diferentes grados de aprovechamiento, y el 26% ha iniciado acciones para la recuperación de envases con sectores empresarios (2). La aprobación de una Ley Nacional de Envases, ayudaría y faclitaría la gestión de los mismos, evitando que los municipios tengan que hacerse cargo de su costo o bien diseñar esquemas no siempre satisfactorios.

    Desde hace veinte años la discusión está planteada en el Congreso Nacional y actualmente hay cuatro proyectos (3) sobre el tema, uno de los cuales se ha venido elaborando con el aporte de diferentes organismos públicos y privados.  Se trata del presentado por la Diputada María Emilia Soria sobre Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para la Gestión de los Envases y Residuos de Envases, basado en el principio de responsabilidad extendida al productor (REP).

    Qué es la REP

    La Responsabilidad Extendida del Productor –REP-  es un principio político para promover mejoras ambientales al extender las responsabilidades de los fabricantes de los productos a varias fases del ciclo total de su vida útil: desde su diseño hasta su recuperación, reciclaje y/o disposición final.

    En Argentina la ley que introduce este principio, aunque de manera solidaria entre productor y usuario, es la Ley N.º 27.279 de presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de los envases vacíos de fitosanitarios.

    El proyecto de la diputada Soria aplica el principio REP  entendido como el deber de cada uno de los productores de responsabilizarse por la gestión ambiental y su financiamiento, respecto a los envases puestos por ellos en el mercado nacional, y los envases post consumo.

    Esto conduce a que si las empresas tienen que pagar por el residuo que generan los productos que ingresan al mercado, estarán motivadas a disminuir ese costo y optar por diseños que sean fácilmente reciclables y que generen la menor cantidad de residuos posible.

    El proyecto establece diferentes opciones para la recuperación de los envases pos-consumo: Sistema Integral de Gestión (SIG), Sistema Público de Gestión y Sistema de Depósito, Devolución y Retorno. Obliga al “Productor Responsable” a optar por uno de ellos o también ofrece la posibilidad de presentar otro tipo de sistema superador que se base en las mejores prácticas disponibles (4).

    También contempla que los productores responsables y las autoridades intervinientes puedan prever planes y programas específicos para la participación de los trabajadores recicladores que desarrollen sus actividades en las diversas localidades.

    Con este proyecto se busca prevenir y minimizar el impacto que ocasionan los envases sobre el ambiente, reducir la cantidad que no sean reutilizables o reciclables; y entre otros objetivos promover el análisis del ciclo de vida en los procesos de diseño y producción de envases de acuerdo al principio “de la cuna a la cuna”.

    Los Verdes apoyamos este proyecto de Ley de Envases que contempla el principio REP ya que lo consideran la mejor opción para lograr una mayor recuperación de materiales, mejorar el diseño de los productos, obligar a los fabricantes a que asuman el costo de los residuos que generan y promover la economía circular.

    NOTAS

    (1) http://observatoriorsu.ambiente.gob.ar/datos-nacionales.htm

    (2) Observatorio Nacional de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (MADS), Proyecto Nacional para La Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos BIRF 7362 AR, Grupo Arrayanes. Julio 2011.

    (3) Senado de la Nación: Alfredo Luenzo S-356/18 (Chubut Somos Todos) y Guillermo Snopek 1376/18 (Frente Justicialista). En la Cámara Baja: Emilia Soria 4031-D-2018 (FPV) y Facundo Moyano 3141-D-2018 (Federal Unidos por

    una Nueva Argentina).

    (4) Para mayor detalle de los proyectos en vigencia, ver “Ley de Envases, un debate que lleva más de 20 años en el Congreso”. Consuelo Bilbao. INFORME

    Agenda Ambiental Legislativa 2019. Análisis de proyectos de ley clave para el

    debate en el Congreso de la Nación. COMPILACIÓN: Círculo de Políticas Ambientales. p.26-29.

  • La naturaleza en peligro: se acelera la tasa de extinción de especies

    6 de mayo de 2019.-  Un millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción y muchas podrían desaparecer en tan solo décadas según da cuenta el nuevo informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas (IPBES) que se conoció hoy. Se trata de una amenaza de dimensión sin precedentes para la humanidad. Argentina no está ajena a esta realidad, y sólo en el año 2017 se perdieron 172.639 hectáreas de tierras forestales. Para Los Verdes es imperativo en Argentina el cumplimiento de la Ley de Bosques y alcanzar la meta de Deforestación Cero.

    La diversidad biológica es la variedad total de estirpes genéticas, especies y ecosistemas y conforma nuestro sistema sustentador de vida por lo que la humanidad depende directamente de su mantenimiento y vitalidad. Las actividades humanas vienen acelerando el agotamiento, la extinción y cambiando las condiciones de la evolución de las especies.

    Si bien se desconoce con exactitud la cantidad de especies que existen en la Tierra, ya en 1991 los expertos advertían que “hacia mediados del siglo XXI podrán haber desaparecido o haber quedado reducidas a pequeños remanentes hasta el 25% de las especies del mundo”. (1).

    En el reciente informe del IPBES participaron más de 400 expertos de 50 países que clasificaron de mayor a menor, los cinco factores impulsores del cambio con mayor impacto registrado en la naturaleza de nuestro planeta hasta la fecha. En primer lugar ubicaron los cambios en el uso de la tierra y el mar; luego la explotación directa de organismos; el cambio climático; la contaminación y por último a las especies exóticas invasoras.

    En Argentina se perdieron sólo en 2017, 172.639 hectáreas de tierras forestales y durante el siglo XX se deforestaron más de 11 millones de hectáreas para la agricultura, impactando sobre todo los ambientes nativos de la región chaqueña, el bosque atlántico y las yungas (3).

    Dada la urgencia de promover la conservación de la biodiversidad en el Congreso Nacional se presentaron diferentes iniciativas relacionadas con el tema para declarar áreas o provincias de nuestro país como “capitales” de biodiversidad sin la debida fundamentación técnica. “Una declaración de tal importancia merece el compromiso serio y constante por parte de las autoridades provinciales y nacionales en relación a la gestión de los componentes de la diversidad biológica, compromiso que no puede ser meramente declarativo sino que debe respaldarse con datos construidos rigurosamente, que respondan a un fundamento y una metodología científica, y que sean comparables y públicos”, sostuvo el Diputado Nacional y vocero de Los Verdes Juan Carlos Villalonga que presentó un proyecto (4) para establecer criterios que puedan cimentar este tipo de declaraciones.

    Para Los Verdes la urgencia verdadera es el cumplimiento de la Ley de Bosques y la puesta en marcha de acciones que permitan alcanzar la meta de Deforestación Cero. El gobierno nacional debe destinar los fondos que corresponden a la Ley y las provincias deben hacerla cumplir respetando el principio de no regresión en materia ambiental en la revisión de los ordenamientos territoriales que pide la norma. Además deben poner en marcha la restauración de los bosques degradados con la finalidad de promover la recuperación de la cobertura boscosa nativa y sus servicios ecosistémicos asociados (5).

    .

    NOTAS

    (1) UICN/PNUMA/WWF (1991). Cuidar la Tierra. Estrategia para el Futuro de la Vida. Gland, Suiza. p. 31

    (2) El Convenio de Diversidad Biológica entró en vigor el 29 de diciembre de 1993 y Argentina es parte desde 1995.

    (3) Informe del Estado del Ambiente 2017. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Disponible en http://informe.ambiente.gob.ar/

    (4) Expediente 1725-D-2019. Texto disponible en https://www.hcdn.gob.ar/proyectos/textoCompleto.jsp?exp=1725-D-2019&tipo=LEY

    (5) COFEMA: Resolución Nro: 236 /2012 «Pautas metodológicas para las actualizaciones de los Ordenamientos Territoriales de los Bosques Nativos» y Resolución Nro: 360 /2018 “Lineamientos Técnicos Estratégicos para la implementación de la Ley Nº 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos”.

  • Más de 20 ONG piden que se trate en Diputados la ley que prohíbe los microplásticos en cosméticos

    24 de abril de 2019 – .Más de 20 organizaciones ambientales de todo el país, entre las que se cuentan Los Verdes, solicitaron hoy a las autoridades de las comisiones de Salud, Industria y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados de la Nación, el pronto tratamiento del proyecto de ley que prohíbe los productos cosméticos y de uso odontológico que contengan microplásticos, como una primera medida para frenar la contaminación de los océanos.

    El proyecto en cuestión busca la prohibición de la producción, importación y comercialización de productos cosméticos y de higiene oral de uso odontológico que contengan micro-perlas de plástico añadidas intencionalmente, a partir del día 31 de diciembre del año 2020; otorga un período de transición para que las empresas fabricantes y comercializadoras incorporen alternativas no plásticas a sus productos y establece sanciones para aquellas empresas que no lo cumplan

    El impacto del plástico en los océanos y la salud humana

    Las crecientes cantidades de residuos plásticos vertidos en los océanos están generando una grave crisis ambiental y sanitaria.Más del 80% de la basura marina es de origen terrestre, es decir, resultado de residuos mal gestionados en tierra que son arrastrados por cursos de agua y ríos hacia los océanos.Se calcula que cada año se vierten a los mares y costas más de 9 millones de toneladas métricas de plásticos, especialmente de envases y embalajes de un solo uso. Cerca de 1 millón de toneladas serían microplásticos.

    Los microplásticos son ítems de dicho materialmenores a 5 mm,que pueden ser agregados intencionalmente a diferentes productos por parte de la industria o pueden resultar de la degradación en el ambiente de plásticos más grandes. En ambos casos, sus impactos generan cada vez mayor preocupación.

    La ingesta accidental de microplásticos por parte de organismos marinosrepresenta un riesgo comprobado.Y también podría serlo para la salud humana como consecuencia de su acumulación e ingreso en la cadena alimentaria. En Argentina, un estudio de 2018 de la Universidad Nacional de La Plata y del CONICET detectó, por primera vez, microplásticos en el tubo digestivo de surubíes, sábalos, pejerreyes, carpas y otros peces de consumo humano en las costas del Río de la Plata.

    Acciones inmediatas

    Argentina no debe quedarse atrás y debe actuar inmediatamente para adoptar medidas y formular políticas públicas que aborden esta problemática que cada día genera más impacto y preocupación nacional e internacional. Muchos países están avanzando en la prohibición de los usos de microplásticos en diferentes sectores industriales que los añaden a sus productos, tal como es el caso de la industria cosmética.

    Será fundamental que la Cámara de Diputados avance en el debate y la sanción del proyecto de ley y que se avance en normativa que aborde la contaminación que producen los residuos plásticos en los océanos, que crece día a día, altera ecosistemas marinos y pone en riesgo no sólo a la fauna marina, sino también la salud de la población.

    (1) Círculo de Políticas Ambientales; Fundación Vida Silvestre Argentina, Aves Argentinas, Instituto Conservación de Ballenas, WildlifeConservationSociety (WCS), Global PenguinSociety (GPS), Aquamarina, Fundación Temaiken, Fundación Félix de Azara, Surfrider Argentina, Fundación Biodiversidad, Fundación Bioandina, Fundación Cabureí, Fundación de la Tierra, Asociación Naturalistas Gesellino (Villa Gesell), Museo de Ciencias (Bahía Blanca), Asociación Amigos del Parque Costero del Sur (Punta Indio), Fundación Asistencia Animales Marinos – FRAAM (Bahía Blanca), Santa Lucía Ecológica (San Pedro), Fundación Cethus, Los Verdes y Fundación Metropolitana.
    (2) Proyecto de Ley Expediente 3847-D-2018

  • Movilización planetaria por el clima: ¿qué rol tendrán los jóvenes?

    A continuación compartimos una columna de opinión del sociólogo Javier Vázquez sobre la movilización por el clima convocada por Greta Thunberg y jóvenes de todo el planeta el pasado 15 de marzo que convocó a más de un millón de personas en más de cien países. ¿Ocuparán los jóvenes el rol de liderazgo frente a vacante que dejó la dirigencia política tradicional para enfrentar el calentamiento global?

    Huelga Climática: la próxima gran agenda política.

    Por: Javier J. Vázquez

    El viernes 15 de marzo en cientos de ciudades del mundo se llevó a cabo una huelga de estudiantes reclamando más y mejores políticas para combatir el cambio climático.

    En 2015, en la COP21 los gobiernos del mundo firmaron el Acuerdo de París (Wikipedia: Paris Agreement) en el que se acordó una estrategia común por la que cada país suscriptor se comprometió a poner en marcha un plan para enfrentar el calentamiento global. El objetivo del Acuerdo es mantener el aumento de la temperatura del planeta por debajo de los 2°C respecto a los niveles preindustriales; proseguir con los esfuerzos para limitar ese aumento a 1.5°C y evitar así los efectos para los países más vulnerables. Sin embargo, ya pasado algún tiempo, la realidad demuestra que se requieren acciones más veloces y con mayor compromiso por parte de los gobiernos porque el cumplimiento de los objetivos allí trazados ya está en duda.

    La crisis climática fue expuesta por científicos en innumerables veces y es el mayor desafío colectivo de la Humanidad. Ni siquiera las dos Guerras Mundiales han tenido tanta incidencia en cuanto a población en riesgo, territorios comprometidos, economías afectadas y migraciones forzosas. El problema es tan complejo que la política tradicional parece no tener herramientas suficientes para resolverlo.

    Esa vacancia de la política tradicional, con sus lobbys y agendas, es ocupada en este caso por adolescentes que, como nunca antes, se han organizado de manera global y han tomado por sorpresa a la dirigencia.

    La cara más visible de esta novedad de la “Huelga Climática” de jóvenes en edad escolar es Greta Thunberg, una sueca de sólo 16 años, que en última Cumbre del Clima de Polonia en 2018 exigió a los gobernantes acción frente a una problemática que requiere grandes cambios estructurales en corto tiempo y a dimensión global. Greta les pidió a los gobernantes que “si hay una Crisis Climática, debe ser tratada como una Crisis”. Un ejemplo de pragmatismo político. Un desafío sin precedentes en la política mundial.

    Los jóvenes que impulsan el movimiento “Friday4Future” (Viernes por el Futuro) están reclamando patear el tablero, repensar la manera en la que enfrentamos el Cambio Climático y las estrategias de transición, porque las decisiones y medidas hasta ahora tomadas no alcanzan, el tiempo corre, y el futuro se torna cada vez preocupante. Y los jóvenes saben que ellos van a ser los principales damnificados.

    Sin embargo el gran desafío que tiene este nuevo movimiento es que aún no se ve una agenda definida que evite quedar únicamente en el reclamo indignado frente a la inacción de los gobiernos.

    Históricamente la agenda ambiental fue menospreciada, tratada como algo snob, una demanda burguesa; se han generado inmensidad de parches y adendas a fin de mantener la lógica productiva, de consumo y de descarte sin modificaciones. Pero inevitablemente hoy nos enfrentamos al abismo. Somos una generación de seres humanos que ya sobrepasó los límites a la naturaleza. Es preciso cambiar, pero ¿estarán los gobernantes mundiales a la altura de las circunstancias?

    Una frase repetida de este movimiento juvenil dice:

    “Cuando los dirigentes se comportan como chicos, los chicos salimos a la calle”.

    Ojalá sean estos mismos chicos quienes sepan tomar y sostener en el tiempo el liderazgo en la sociedad civil. Los necesitamos y en ellos hay alguna esperanza, aunque, todavía, la responsabilidad del rumbo que tomen las cosas sigue siendo de los adultos mayores.

    Javier J. Vázquez es licenciado en Sociología (UBA, 2007), con Posgrado en Políticas Públicas (UBA, 2011) , EDGE Expert (IFC, 2015).  Maestría en Políticas Sociales Urbanas (UNTreF). Se desempeña como Consultor en Desarrollo Sostenible para Fundaciones, Empresas y Gobiernos. Twitter: @javjvazquez