• SE PRESENTO EL INFORME DE GESTION 2018 DEL DIPUTADO JUAN CARLOS VILLALONGA

    17.12.2018 – Con el fin de hacer pública y transparente su actividad legislativa el Diputado Nacional y vocero de Los Verdes Juan Carlos Villalonga presentó su Informe de Gestión 2018 correspondiente a al tercer año de mandato tal como viene haciéndolo desde que asumió en 2015. En el documento puede encontrarse información relativa a los principales ejes temáticos en los que se enfoca.

    En 2018 en particular se trabajó en el seguimiento de las adhesiones provinciales a la Ley N° 27.424 de Generación Distribuida, aprobada a fines de 2017 y reglamentada  este año como objetivo fundamental de la agenda. La norma, que permite la autogeneración de energía proveniente de fuentes renovables conectada a la red de distribución, es un cambio de paradigma en el modelo energético actual. En este marco Villalonga visitó nueve provincias y mantuvo allí reuniones con los principales actores del sector para promover dichas adhesiones.

    También se logró la aprobación del proyecto que modifica la Ley N° 26.473 y que extiende la prohibición de importación y comercialización de  lámparas incandescentes, a las lámparas halógenas. La iniciativa permitirá un ahorro muy importante de la energía que se consume en el sector residencial.

    El tema de la movilidad sustentable fue otro de los ejes en los que se trabajó con particular énfasis a través de distintas iniciativas orientadas a dar a conocer la temática en el Congreso y profundizar alianzas.

    En el documento se encuentra también toda la información relativa a proyectos presentados y asistencia y participación en comisiones y sesiones con el objetivo de contribuir a elevar el standard de transparencia y el acceso a la información y al fortalecimiento del poder legislativo.

     

     

  • LOS VERDES PRESENTARON SU ESCENARIO ENERGETICO A 2040

    5 de diciembre de 2018 – Se presentó ayer la Plataforma Escenarios Energéticos Argentina 2040 en la que por tercera vez Los Verdes presentamos un trabajo con nuestra visión para los próximos veinte años en materia energética.

    Así como ocurrió en 2011 y 2015, en esta oportunidad el escenario de Los Verdes tiene como premisa principal el alineamiento con los objetivos climáticos que emergen del Acuerdo de París (2015), enmarcado en un proceso de descarbonización de la economía global hacia el año 2050. Argentina deberá abandonar los combustibles fósiles para mediados de este siglo y es el sector energético el que debe realizar el mayor esfuerzo sin demoras.

    El escenario eléctrico planteado tiene como objetivo alcanzar cero emisiones en 2050 y procura que ese objetivo sea alcanzado minimizando otros impactos ambientales a través de una transición armónica tanto en la dimensión social, tecnológica como económica.

    Sin embargo las demoras en iniciar dicha transición obligan a flexibilizar algunas premisas que fueron adoptadas en escenarios anteriores ya que durante el tiempo transcurrido entre cada ejercicio el sistema energético argentino no tuvo ninguna dinámica en favor de ese camino. Eso hace que el punto de partida actual sea es similar o peor  al del anterior escenario, pero con menos tiempo disponible. Acortar los tiempos para la transición la hacen más costosa y menos flexible a la hora de tomar decisiones.

    La construcción de un escenario eléctrico cero emisiones al 2050 y de bajo impacto implica el abandono de los combustibles fósiles, la desnuclearización total, evitar la construcción de grandes represas hidroeléctricas y hacer un uso de la bioenergía compatible con el desarrollo sostenible (otros usos del suelo, biodiversidad).

     

    Además al haberse adoptado en los últimos años medidas contrarias a los principios rectores de nuestros escenarios como la puesta en marcha de la central atómica de Atucha II y la construcción de las represas sobre el Río Santa Cruz, este escenario posee algunas características que lo diferencian de nuestra versión previa. Una de ellas es que el cierre de las plantas nucleares debe demorarse hasta el 2040 mientra que en el anterior eso se lograba para el 2035. También en este nuevo escenario hay más presencia de energía hidroeléctrica, con la nueva potencia potencia  concentrada en Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos (PAH) y también en centrales de porte mediano (hasta 300 MW) en la región de Cuyo y el Comahue.

    En cuanto a las medidas de eficiencia energética se adoptaron las máximas posibilidades entre las opciones viables tecnológicamente, aunque repercutan en mayores costos económicos para el escenario. Sin medidas radicales en materia de eficiencia es muy difícil lograr la transición necesaria en base a los objetivos enunciados. Al mismo tiempo se maximiza la electrificación de la matriz de usos finales de la energía. Tanto en algunas opciones de modalidad de consumos residenciales como en la electrificación de la movilidad. Respecto a esto último, se asumió un escenario en la que la totalidad de los buses son eléctricos para el 2030 y los automóviles eléctricos alcanzan el 60% para el 2040.

    En materia de biocombustibles se mantuvo la hipótesis utilizada en nuestro anterior escenario de alcanzar un corte del 20% para los combustibles destinados al transporte, aunque en este caso ese porcentaje se alcanza en el 2040. Los biocombustibles utilizados en la generación eléctrica llegan al 100% para biodiesel y el 5% para el bio-oil. Las máquinas térmicas en base a fósiles se mantienen funcionando en el mismo porcentaje de gas y combustibles líquidos que los que funcionaron en el año base, aunque los combustibles líquidos van migrando al corte con biocombustibles.

    El parque térmico fósil se va retirando progresivamente mientras se va incorporando potencia renovable y procurando la descarbonización del sector. Quedan fuera de servicio las máquinas más viejas, ineficientes y caras, dejando máquinas eficientes y basadas en gas natural.

    Como lo señalamos anteriormente consideramos que un escenario de bajas emisiones requiere de mayores intercambios eléctricos con los países vecinos, ya que eso permite maximizar el aprovechamiento de las renovables.  Esto requerirá un marco regulatorio e institucional regional sólido. Hacia el final del período suponemos un intercambio neto igual a cero, con importaciones y exportaciones en el orden de un 1% de la oferta o demanda de energía eléctrica anual del sistema. Esto repercute en nuestro indicador relativo a la independencia energética, pero es un costo que el modelo impone ante la hipótesis asumida.

    El escenario procura lograr la independencia de las importaciones de gas, petróleo y sus derivados, lo que se alcanza a través de una transición que implica salir progresivamente de un rojo de USD 1.080.000.000 en el año base a un saldo a favor de USD 2.725.000.000 en el 2040.

    En cuanto al suministro de petróleo, la premisa dominante ha sido la de desarrollar el shale con el objetivo de ir sustituyendo progresivamente la declinación de los yacimientos convencionales (-2.5%/anual) cubriendo la totalidad de los requerimientos de cada año con producción local y lograr sustituir las importaciones hacia fines del escenario. No se incorporan nuevos módulos de refinerías y, por el contrario, decrece el factor de utilización de las actuales debido a la mayor independencia del escenario de este recurso hacia el 2040.

    En el caso del gas, la hipótesis fue similar pero con algunos agregados que hacen al desarrollo de este sector un poco más agresivo que el anterior: cubrir la declinación del 2,5% anual de los yacimientos convencionales abasteciendo la creciente demanda de gas (1,6% a.a), limitar la importación de Bolivia, Uruguay y Chile y eliminar la importación de GNL llegando a algunas exportaciones hacia fines del escenario que ayuden a la balanza comercial. Se incorpora la producción de Biogás inyectado a las redes de distribución (1% del Gas en redes) a partir del 2023 con proyectos pilotos a partir de rellenos sanitarios y luego a partir de residuos ganaderos siguiendo las experiencias actuales de Brasil.

    Se suponen las inversiones en fósiles cuidando que las mismas prevean la declinación en la producción y su desactivación para el 2050.

    El siguiente cuadro muestra cómo es la inserción de las diferentes fuentes de energía en el 2030, 2035 y 2040 en el presente escenario 2040–EE, en comparación con los escenarios de Los Verdes previamente realizados, 2015-EE y 2013-EE.

     

    Escenario VersiónEólicaBiomasaBiogasSolarGeot./Marit.HidroGN+LiqFós.Nuc.Almac.
    2040 – EE2040 (2018)45%10’%1%19%0%15%9%0%1%
    2035 -EE2040(2018)39%10%1%13%0%19%14%4%2%
    2030 – EE2040 (2018)31%8%1%9%0%23%22%5%1%
    2035 -EE2035 (2015)39%15%14%10%1%19%19%0%0
    2030 – EE2035 (2015)27%21%11%6%1%22%23%3%0
    2030 – EE2030 (2013)29%6%9%12%2%17%19%0%0

    Para descargar el documento de síntesis Escenarios-Energeticos-2040

     

  • INFORME DE GESTION 2017 DEL DIPUTADO JUAN CARLOS VILLALONGA

    Compartimos aquí el Informe de Gestión 2017 del Diputado Nacional y vocero de Los Verdes, Juan Carlos Villalonga en donde figura el detalle de toda la actividad parlamentaria vinculada con su tarea.

    Como hito se destaca que, tras casi dos años de trabajo, finalmente se aprobó la Ley de Generación Distribuida con el consenso de todos los actores involucrados en el secto. Se trata de una norma que permitirá la autogeneración de energía proveniente de fuentes renovables conectada a la red de distribución y será un cambio drástico en el actual modelo energético que incorpora a la Argentina un nuevo derecho: el del usuario-generador

    El objetivo de este Informe es transparentar la gestión legislativa del Diputado Villalonga tal como ocurrió también en 2016.

    Descargar el informe aquí

  • INFORME DE GESTIÓN LEGISLATIVA DEL DIPUTADO JUAN CARLOS VILLALONGA

    Presentamos el Informe de Gestión 2016 del Diputado Nacional y vocero de Los Verdes Juan Carlos Villalonga en que se encuentran las principales acciones y actividades desarrolladas durante su primer año de mandato como legislador. Con foco en impulsar una agenda legislativa referida a algunas cuestiones ambientales relevantes y desatendidas, Villalonga presentó este año proyectos de ley sobre Evaluación de Impacto Ambiental, Gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos y en la prohibición de la comercialización de lámparas halógenas, altamente ineficientes. De la misma forma avanzó en una modificación de Ley Envases Vacíos de Fitosanitarios, entre otros proyectos de ley y resoluciones presentados y dictámenes que acompañó.

    Es especialmente destacable el proceso generado a lo largo de la segunda mitad de año en se logró consensuar un texto con distintas fuerzas políticas – con apoyo de todos los sectores – para el proyecto de ley de Generación Distribuida de Energía Renovable apoyando el gran despegue de las energías limpias en nuestro país y lo que ha ocurrido alrededor de las licitaciones convocadas por el gobierno, es sin dudas la noticia de año para el ambiente.

    El legislador verde recibió también la distinción como Embajador del Viento, otorgada por la Asociación Argentina de Energía Eólica y la Global Wind Energy Council (GWEC), dos instituciones pioneras y referentes en la promoción de las renovables. Por otra parte GLOBE International, una red de legisladores comprometidos con el desarrollo sostenible, lo eligió como presidente del Capítulo Argentino.

    Al trabajo legislativo se le suman también cantidad de viajes a distintas ciudades de nuestro país y del mundo a las que Villalonga ha viajado invitado por reconocidas instituciones para dar charlas y participar de diferentes actividades centradas en temas ambientales.

    La difusión de este Informe tiene por objeto hacer pública y transparente la gestión legislativa que es un deber de nuestros representantes.

    Aquí la versión completa: Informe de Gestión 2016- Diputado Juan Carlos Villalonga

     

  • NUEVO INFORME DE LOS VERDES: ENERGÍA ELÉCTRICA DISTRIBUIDA PROVENIENTE DE FUENTES RENOVABLES

    16 de octubre 2016 – Los  Verdes presentaron su informe,  “Renovables: Generación Eléctrica Distribuida. Energía Limpia desde los Propios Usuarios”  sobre la promoción de la generación de energía de manera distribuida, un proceso que viene quedando algo rezagado frente al prometedor escenario para el desarrollo de las renovables a gran escala en Argentina pero que es necesario para desplegar el potencial existente en el país. Los Verdes impulsan el debate por la microgeneración desde hace algunos años y este es el segundo trabajo que refiere al tema, una actualización de un documento previo publicado en 2014.

    descargar-pdf-energia-distribuida

    El reporte destaca que la incorporación de la energía distribuida de fuentes renovables abre un camino para la descentralización del sistema eléctrico en un país con una estructura de abastecimiento altamente concentrado, lo que genera una barrera para la incorporación de nuevas fuentes y tecnologías. “Que existan sistemas de generación cercanos a los centros de consumo supone una mejora ambiental y energética, ya que se disminuyen las pérdidas en el transporte. Por otro lado, la eficiencia del sistema de generación distribuida disminuye los costos económicos, ya que optimiza el uso de los recursos, reduce el tamaño de las plantas y favorece el desarrollo de las energías renovables”, señalan en el informe.

    La organización resalta  que “si se comparan los mapas de irradiación horizontal de la Argentina y Alemania, puede verse que nuestro país, en parte de sus zonas menos favorecidas, cuenta con la misma irradiación que el estado de Brandemburgo, considerada una de las zonas más óptimas de ese país (1200 kWh/m2), mientras que hacia el norte de su territorio, la Argentina supera ampliamente la insolación de Alemania, llegando a duplicarla”.

    Argentina no cuenta aún con una regulación a nivel nacional que permita la generación de energía renovable distribuida para pequeños sistemas conectados a la red. A pesar de ello, algunos estados provinciales han avanzado en legislación local. Este año el diputado nacional y vocero de Los Verdes, Juan Carlos Villalonga, presentó un proyecto de ley para implementar el esquema a nivel nacional que actualmente se trabaja en conjunto con distintas fuerzas políticas  para unificarlo y conseguir una ley para  2017.

    “Solo mediante una legislación de alcance nacional se pueden armonizar los criterios técnicos y administrativos para que las empresas distribuidoras, tanto privadas como gubernamentales, faciliten la integración de microgeneración renovable a sus redes de distribución y, a su vez, establecer criterios técnicos comunes para los diferentes entes regulatorios eléctricos de cada jurisdicción”, se resalta en el trabajo acerca del tema A pesar de los grandes avances de las provincias y los esfuerzos por incentivar la generación distribuida a partir de fuentes renovables es necesaria una ley nacional.

    Por otro lado, en algunos países vecinos como Chile o Brasil, ya existen diferentes tipos de regulaciones que autorizan a los generadores residenciales a inyectar a la red la energía que producen a partir de fuentes renovables en la modalidad de generación distribuida.

    Informe 2016:  “Renovables. Generación Eléctrica Distribuida. Energía Limpia desde los Propios Usuarios”,