• La naturaleza en peligro: se acelera la tasa de extinción de especies

    6 de mayo de 2019.- Un millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción y muchas podrían desaparecer en tan solo décadas según da cuenta el nuevo informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas (IPBES) que se conoció hoy. Se trata de una amenaza de dimensión sin precedentes para la humanidad. Argentina no está ajena a esta realidad, y sólo en el año 2017 se perdieron 172.639 hectáreas de tierras forestales. Para Los Verdes es imperativo en Argentina el cumplimiento de la Ley de Bosques y alcanzar la meta de Deforestación Cero.

    La diversidad biológica es la variedad total de estirpes genéticas, especies y ecosistemas y conforma nuestro sistema sustentador de vida por lo que la humanidad depende directamente de su mantenimiento y vitalidad. Las actividades humanas vienen acelerando el agotamiento, la extinción y cambiando las condiciones de la evolución de las especies.

    Si bien se desconoce con exactitud la cantidad de especies que existen en la Tierra, ya en 1991 los expertos advertían que “hacia mediados del siglo XXI podrán haber desaparecido o haber quedado reducidas a pequeños remanentes hasta el 25% de las especies del mundo”. (1).

    En el reciente informe del IPBES participaron más de 400 expertos de 50 países que clasificaron de mayor a menor, los cinco factores impulsores del cambio con mayor impacto registrado en la naturaleza de nuestro planeta hasta la fecha. En primer lugar ubicaron los cambios en el uso de la tierra y el mar; luego la explotación directa de organismos; el cambio climático; la contaminación y por último a las especies exóticas invasoras.

    En Argentina se perdieron sólo en 2017, 172.639 hectáreas de tierras forestales y durante el siglo XX se deforestaron más de 11 millones de hectáreas para la agricultura, impactando sobre todo los ambientes nativos de la región chaqueña, el bosque atlántico y las yungas (3).

    Dada la urgencia de promover la conservación de la biodiversidad en el Congreso Nacional se presentaron diferentes iniciativas relacionadas con el tema para declarar áreas o provincias de nuestro país como “capitales” de biodiversidad sin la debida fundamentación técnica. “Una declaración de tal importancia merece el compromiso serio y constante por parte de las autoridades provinciales y nacionales en relación a la gestión de los componentes de la diversidad biológica, compromiso que no puede ser meramente declarativo sino que debe respaldarse con datos construidos rigurosamente, que respondan a un fundamento y una metodología científica, y que sean comparables y públicos”, sostuvo el Diputado Nacional y vocero de Los Verdes Juan Carlos Villalonga que presentó un proyecto (4) para establecer criterios que puedan cimentar este tipo de declaraciones.

    Para Los Verdes la urgencia verdadera es el cumplimiento de la Ley de Bosques y la puesta en marcha de acciones que permitan alcanzar la meta de Deforestación Cero. El gobierno nacional debe destinar los fondos que corresponden a la Ley y las provincias deben hacerla cumplir respetando el principio de no regresión en materia ambiental en la revisión de los ordenamientos territoriales que pide la norma. Además deben poner en marcha la restauración de los bosques degradados con la finalidad de promover la recuperación de la cobertura boscosa nativa y sus servicios ecosistémicos asociados (5).

    .

    NOTAS

    (1) UICN/PNUMA/WWF (1991). Cuidar la Tierra. Estrategia para el Futuro de la Vida. Gland, Suiza. p. 31

    (2) El Convenio de Diversidad Biológica entró en vigor el 29 de diciembre de 1993 y Argentina es parte desde 1995.

    (3) Informe del Estado del Ambiente 2017. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Disponible en http://informe.ambiente.gob.ar/

    (4) Expediente 1725-D-2019. Texto disponible en https://www.hcdn.gob.ar/proyectos/textoCompleto.jsp?exp=1725-D-2019&tipo=LEY

    (5) COFEMA: Resolución Nro: 236 /2012 «Pautas metodológicas para las actualizaciones de los Ordenamientos Territoriales de los Bosques Nativos» y Resolución Nro: 360 /2018 “Lineamientos Técnicos Estratégicos para la implementación de la Ley Nº 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos”.

  • Presupuesto 2017: solo serán asignados el 3.8% de los fondos correspondientes para la protección de los bosques nativos

    Las principales organizaciones ambientalistas del país, entre las que se cuenta Los Verdes, publicaron hoy una carta conjunta para reclamar por la escasa asignación de presupuesto asignada para 2017 al fondo que prevé la Ley de Bosques. Según el Proyecto de Ley de Presupuesto remitido al Congreso de la Nación por el Poder Ejecutivo. se asigna sólo el 3,8% de los recursos que la ley indica: un monto total de $270.000.000 cuando debería ser de no menos de $7.090.859.612.

    A continuación el texto completo de la carta:

    Las organizaciones y referentes abajo firmantes solicitamos la revisión y reconfiguración presupuestaria del artículo 16 del Proyecto de Ley Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del Año 2017 (Expte. 0016-JGM-2016) que asigna sólo el 3,8% de los recursos necesarios para dar cumplimiento al Fondo previsto por la Ley de Bosques (Presupuestos Mínimos para la Protección Ambiental de los Bosques Nativos Nro. 26.331)

    Se trata de la peor asignación presupuestaria para los bosques nativos desde que se conformó el Fondo referido en el año 2010.

    La propuesta remitida por el Poder Ejecutivo a la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación, le asigna al Fondo de la Ley de Bosques $270.000.000 cuando debería dotarlo con no menos de $7.090.859.612.

     La Ley de Bosques cumple en 2017 diez años y su marcada desfinanciación supone una  situación de extrema gravedad que atenta contra el principio de progresividad consagrado en la Ley General del Ambiente según el cual el Estado debe comprometer, conforme pasa el tiempo, cada vez más recursos para los asuntos ambientales.

    Es responsabilidad del Congreso de la Nación aprobar un Presupuesto 2017 que  dote al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación –autoridad de aplicación nacional de la Ley de Bosques- y a  las provincias –receptoras de los fondos-, de los recursos económicos imprescindibles para conservar y restaurar los servicios ambientales que los ecosistemas boscosos proveen, siendo que nuestro país sólo conserva menos del 30% de sus bosques originarios.

     Sin dejar de reconocer que existe en Argentina una variedad de problemáticas sociales que necesitan ser abordadas por el Presupuesto 2017, es nuestro deber, como organizaciones y referentes ambientales  exigir que las urgencias ambientales de nuestro país reciban también el debido tratamiento presupuestario a fin de asegurar la supervivencia de nuestros ecosistemas, de cuyos servicios ambientales se benefician los  más de cuarenta millones de argentinos.

     Así, pedimos al Gobierno Nacional que asuma el compromiso de elevar hasta un piso del 25% los fondos para la Ley de Bosques en 2017. Esto implica pasar de los actuales $270.000.000 a $1.800.000.000 para, progresivamente, constituir en un 100% el Fondo antes del año 2020.

     

    Adhieren:

    Aclimatando – Amartya – Aves Argentinas – Banco de Bosques-  Ecositio – Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) – Fundación Azara – Fundación Biodiversidad – Fundación Hábitat y Desarrollo – Fundación Naturaleza para el Futuro – Fundación Temaikén – Fundación Vida Silvestre Argentina  – Greenpeace – GUANO – Instituto Jane Goodall – Los Verdes- Movimiento Agua y Juventud – Taller de Comunicación Ambiental – Taller Ecologista – Claudio Bertonatti – Flavia Broffoni –

     

    Para descargar pdf: Carta de las ONGs por mayor presupuesto para los bosques

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

  • La protección de humedales quedó fuera de la propuesta Argentina para luchar contra el cambio climático

    2 de octubre de 2015. En el día de ayer, la Argentina presentó formalmente ante la ONU su INDC (Intended Nationally Determined Contributions, por sus siglas en inglés) que contiene el compromiso del país para la reducción de gases de efecto invernadero de cara a la Vigésimo Primera Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de Naciones Unidas contra el Cambio Climático (CMNUCCC) que tendrá lugar en París a fin de año. En la cumbre, los países deberán alcanzar un acuerdo global que reemplace al Protocolo de Kioto, dirigido a mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados.

    La propuesta argentina, que establece una reducción del 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero para el período 2020-2030, contiene una serie de medidas destinadas a dar cumplimiento de la meta propuesta por el país –una de las menos ambiciosas de la región-. Dentro de ellas, no figura una estrategia de protección de los humedales, ecosistemas vitales para la mitigación y adaptación del cambio climático.

    Los humedales  son fijadores de carbono y amortiguan tanto sequías como inundaciones. Así lo reconoció la Resolución 24 de la Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional, en su Conferencia de las Partes Nº 10, en el 2008 sobre “Cambio Climático y Humedales”, de la cual Argentina es parte. En la misma se insta a sus miembros “a que administren los humedales racionalmente para reducir las múltiples presiones que éstos enfrentan y aumentar su capacidad de recuperación ante el cambio climático y a que aprovechen las importantes oportunidades que presenta el uso de los humedales de forma racional como opción de respuesta para reducir los impactos del cambio climático”.

    Al mismo tiempo, los humedales son ecosistemas muy vulnerables al cambio climático, siendo especialmente sensibles a la ocurrencia de fenómenos extremos, las modificaciones en las temperaturas y en los patrones de precipitación. Informes científicos indican que la degradación y pérdida de muchos tipos de humedales está ocurriendo con mayor rapidez que en otros ecosistemas y que es probable que el cambio climático exacerbe esta tendencia, reduciendo su capacidad en el secuestro y almacenamiento de carbono. De hecho su degradación, como sucede en el caso de las turberas, los convierte en emisores de gases de efecto invernadero.

    En su Quinto Informe de Evaluación, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) concluyó que la mayoría de las estimaciones globales no incluyen las emisiones derivadas de la combustión o la descomposición de turba después de un cambio de uso del suelo; y que, en particular, la descomposición del carbono en humedales y turberas no está reflejada en los modelos a pesar de la gran cantidad de carbono almacenado en estos ecosistemas y de su vulnerabilidad al calentamiento y a los cambios en el uso del suelo.

    Por su parte, la Convención de Cambio Climático (CMNUCC) adoptó a través de la Decisión 2/CMP.7 una nueva actividad de “drenaje y rehumidificación de humedales” para un segundo período de compromisos del Protocolo de Kyoto. En el mismo se reconoce que mediante la rehumidificación también se pueden restaurar los humedales hasta alcanzar un estado en el que las emisiones netas de CO2 se reducen mucho o incluso llegan a ser negativas, haciendo que estos funcionen como absorbedores netos de gases efecto invernadero de la atmósfera.

    Desde mediados de 2014 un proyecto de Ley de Humedales se encuentra demorado en la Comisión de Recursos Naturales y Ambiente Humano del Congreso de la Nación a la espera de ser sancionado. De no llegar al recinto este año, el proyecto perderá estado parlamentario. Más de 100 organizaciones de todo el país vienen trabajando para que los Diputados aprueben la ley de vital importancia para la protección de estos ecosistemas.

  • Otra vez Diputados deja fuera de agenda a la “Ley de Humedales”

    23 de septiembre de 2014. La Comisión de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Cámara de Diputados de la Nación desoyó el reclamo de más de 100 organizaciones de todo el país que están pidiendo la urgente sanción de la Ley de Humedales y dejó nuevamente fuera de agenda el tratamiento del proyecto que corre riesgo de perder estado parlamentario a fin de año.

    En medio de la campaña que reúne a las ONG ambientalistas más importantes del país para conseguir que sea aprobada la Ley Presupuestos Mínimos de Conservación, Gestión y Uso Sustentable y Racional de los Humedales la Comisión presidida por la diputada Griselda Herrera (Frente para la Victoria), convocó a una nueva reunión para este miércoles pero excluyó de su temario el proyecto de ley que inexplicablemente se encuentra demorado allí desde hace más de un año debido a que el oficialismo no dio el visto bueno para su tratamiento.

    La semana pasada, las organizaciones solicitaron mediante una carta a la Presidente del Bloque del Frente para la Victoria (FpV), Juliana Di Tullio, y al el Jefe de Gabinete de Ministros, Aníbal Fernández, que se destrabe el tratamiento de la ley que ya cuenta con sanción unánime del Senado.

    Además de contar con la adhesión de más de 100 organizaciones sociales, ambientales, sindicales, políticas y productivas de todo el país,  el proyecto tiene el respaldo del Consejo Federal de Medio Ambiente (CoFEMA), de investigadores de las universidades de Buenos Aires (UBA) y San Martín (UNSAM) y cuenta con el apoyo de diferentes fuerzas políticas.

    Argentina cuenta con una importante parte de su territorio ocupada por humedales,  incluyendo ambientes tan diversos como lagunas, mallines y turberas, pastizales inundables, bosques fluviales, esteros, bañados y zonas costeras estuariales y marinas, entre otros. En la actualidad, se evidencia un aumento en la degradación y la pérdida de estos ecosistemas.

    Los humedales proveen a la sociedad diversos bienes y servicios fundamentales como, entre otros, la retención de excedentes de agua que causarían inundaciones y la provisión de agua para el consumo y para la producción y, por lo tanto, resulta de interés común su protección tanto como la planificación en el uso del territorio que incluya este tipo de ecosistemas.

    En el mes de agosto, las inundaciones en la provincia de Buenos Aires y el sur de Santa Fe evidenciaron que la degradación de estos ecosistemas tiene consecuencias devastadoras ante el incremento de las precipitaciones.

    A su vez, los pronósticos del Grupo de Expertos en Cambio Climático de las Naciones Unidas prevén un incremento en la intensidad y cantidad de las lluvias para la región de Argentina. Con lo cual, aprobar el proyecto de Ley de Humedales significa avanzar en una política a la altura de las amenazas del cambio climático.

     

    Organizaciones: Comité Argentino de UICN / Fundación Humedales / Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) / Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) / Greenpeace Argentina / Taller Ecologista / Fundación Biodiversidad / Fundación Proteger / Fundación Hábitat y Desarrollo / Cedepesca / Fundación Patagonia Natural / Fundación M’Bigua / Banco de Bosques / Fundación RIE / Fundación ProYungas / El Paraná no se toca / Fundación Urundei / Organización ecologista de guardianes del Iberá / Fundación Cambio Democrático / Grupo de Investigaciones en Ecología de Humedales (GIEH) Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, UBA / Los Verdes / Alianza Sistema de Humedales / Aves Argentinas / Alianza del Pastizal / Asociación por los Derechos Civiles (ADC) / Fundación Directorio Legislativo / AVINA / Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos de la Argentina / CTA Autónoma / TECHO / Verde al Sur / Comisión Asesora del Comité de Cuenca del Río Luján / Fundación Biosfera / Asociación Patrimonio Natural Del Pilar / Reserva Natural Del Pilar / Vecinos del Humedal / Ala Plástica / Centro Ecologista Renacer –Villa Constitución – Santa Fe / Fundación Encuentro por la Vida – Resistencia – Chaco / Taller de Comunicación Ambiental – Rosario – Santa Fe / Probioma – Santa Cruz de la Sierra, Bolivia / Puente entre Culturas – Santa Cruz de la Sierra, Bolivia / Paz y Naturaleza Pantanal – Corumbá, Brasil / Instituto GAIA – Cáceres provincia de Mato Groso, Brasil / Sobrevivencia – Asunción, Paraguay / Cultura Ambiental, Uruguay / Programa Ambiental de Extensión Universitaria, Facultad de Cs. Exactas, Universidad Nacional de La Plata / Movimiento Argentino para la Producción Orgánica / Grupo Güerta y Energía, Concepción del Uruguay, Entre Ríos / Árboles Sin Fronteras / Asociación Amigos Parques Nacionales / EcoManía / APDH Delegación Bariloche / Acción por la Biodiversidad / Buenos Aires Sostenible / Sabe la Tierra / Plantarse / Observatorio del Derecho a la Ciudad / Fundación Servicio Paz Y Justicia (SERPAJ) / Asociación por el Libre Acceso a Costas de Ríos y Lagos, Neuquén / Taller de Comunicación Ambiental / Centro de Estudios Ribera Buenos Aires / Asociación Civil SOS Hábitat, Mercedes / Cátedras de Economía y Periodismo Económico, Fac. Cs. Educación, UNER / CTA Autónoma Tucumán / Fundación Ciudades Con Participación Y Equidad, San Luis / Nuevo Ambiente / Fundación Isla Maciel / Parroquia Ntra. Sra. de Fátima, Isla Maciel, Avellaneda / La Dársena Plataforma de Pensamiento e Interacción Artística / SALCES / CEMIDA / Abogados por el Derecho Urbano – ADU / Asociación Civil ARCA / Aves Gualeguaychú / Foro Waj Mapu de Chajarí – Entre Ríos / Foro Ambiental y Social de la Patagonia /  Programa InfoAgua / CRETIC / Movimiento Proyecto Sur / Observatorio de Políticas Públicas de Villa Gesell / Sustentator / OIKOS Red Ambiental / Asociación de Naturalistas Geselinos / Asamblea “La Tribu del Salto» – ONG – Paraná, Entre Ríos / Asamblea Pachamama Uruguay / Asamblea Paraná Libre de Fracking – Asamblea – Paraná, Entre Ríos / Asamblea Mas Ríos, Menos Termas / Asamblea Ciudadana Ambiental Concepción Del Uruguay,  Entre Ríos / Asamblea Permanente Del Comahue Por El Agua / Asamblea Popular por el Agua – Gran Mendoza / Asamblea el Retamo de Nonogasta – Provincia de La Rioja / Fundación Cullunche / Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza / Juventudes Socialistas de Argentinas / Fundación Agroecológica Iguazú / Fundación Surfrider / Fundación Caburé i / Alerta Angostura – Neuquén / Asociación Civil Para Todos porque es de Todos / Asamblea de Vecinos Las Golondrinas – Chubut / Movimiento de Articulación No colonialista de Bases Latinoamericanas Sociales (MANBLAS) / Asociación Ambientalista del Partido de Escobar / Fundación Inalafquen / Consejo Argentino de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras / Asamblea de Chilecito / Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Famatina / Asamblea Ciudadana Concordia.

  • Más de 100 organizaciones de todo el país piden que se apruebe la “Ley de Humedales”

    17 de septiembre de 2015. Más de 100 organizaciones (1) de todo el país reclamaron que los diputados aprueben la Ley de Presupuestos Mínimos de Conservación, Gestión y Uso Sustentable y Racional de los Humedales, que cuenta con media sanción unánime del Senado y se encuentra demorada hace más de un año en la Comisión de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Cámara Baja. El proyecto de ley, que establece la protección a nivel nacional de estos ecosistemas vitales, perderá estado parlamentario de no tratarse antes de fin de año.

    Mediante una misiva enviada al Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Aníbal Fernández -de quien depende la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación-, y otra a la jefa del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, Juliana Di Tullio, organizaciones sociales, ambientales, de investigación, comunitarias y productivas solicitaron que el oficialismo destrabe el tratamiento del proyecto en la comisión presidida por la diputada por La Rioja Griselda Herrera.

    Considerando las recientes inundaciones en la Provincia de Buenos Aires y Santa Fe, se puso en evidencia nuevamente la necesidad urgente de una ley que proteja a los humedales, promoviendo un inventariado y un ordenamiento ambientales para todas las regiones del país. Si bien las inundaciones han dejado de ser mencionadas en los medios masivos de comunicación, lo cierto es que las causas de la trágica situación vivida –tanto como las consecuencias – no han desaparecido, dado que los humedales de nuestro país siguen sin protección específica.

    Contando con la Ley de Humedales, será posible que tanto la autoridad nacional ambiental (la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación de la Jefatura de Gabinete de la Nación) como las autoridades ambientales de cada jurisdicción, lleven adelante acciones de manejo y uso sustentable de los humedales en el marco de sus competencias. De este modo, se podrán evitar situaciones extremas de inundaciones a futuro -protegiendo el interés común de los argentinos, por ejemplo al promover un uso del suelo ordenado para el desarrollo de proyectos inmobiliarios que actualmente se encuentran sin control- y, a su vez, se resguardará la fuente inigualable de agua dulce que representan estos ecosistemas -los cuales en nuestro país alcanzan más del 20% del territorio nacional- tanto para fines de conservación como de producción sustentable en todo el país”, sostienen las organizaciones en su solicitud.

    El proyecto de ley ha sido apoyado por el CoFEMA (Consejo Federal de Medio Ambiente) investigadores de las Universidades Nacionales de Buenos Aires (UBA) y San Martín (UNSAM), y cuenta con el respaldo de los bloques de diferentes fuerzas políticas dentro del parlamento.

    La Argentina cuenta con una importante parte de su territorio ocupada por humedales,  incluyendo ambientes tan diversos como lagunas, mallines y turberas, pastizales inundables, bosques fluviales, esteros, bañados y zonas costeras estuariales y marinas, entre otros. En la actualidad, se evidencia un aumento en la degradación y la pérdida de estos ecosistemas.

    Los humedales proveen a la sociedad diversos bienes y servicios fundamentales como, entre otros, la retención de excedentes de agua que causarían inundaciones y la provisión de agua para el consumo y para la producción y, por lo tanto, resulta de interés común su protección tanto como la planificación en el uso del territorio que incluya este tipo de ecosistemas

    (1) ORGANIZACIONES: Comité Argentino de UICN / Fundación Humedales / Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) / Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) / Greenpeace Argentina / Taller Ecologista / Fundación Biodiversidad / Fundación Proteger / Fundación Hábitat y Desarrollo / Cedepesca / Fundación Patagonia Natural / Fundación M’Bigua / Banco de Bosques / Fundación RIE / Fundación ProYungas / El Paraná no se toca / Fundación Urundei / Organización ecologista de guardianes del Iberá / Fundación Cambio Democrático / Grupo de Investigaciones en Ecología de Humedales (GIEH) Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, UBA / Los Verdes / Alianza Sistema de Humedales / Aves Argentinas / Alianza del Pastizal / Asociación por los Derechos Civiles (ADC) / Fundación Directorio Legislativo / AVINA / Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos de la Argentina / CTA Autónoma / TECHO / Verde al Sur / Comisión Asesora del Comité de Cuenca del Río Luján / Fundación Biosfera / Asociación Patrimonio Natural Del Pilar / Reserva Natural Del Pilar / Vecinos del Humedal / Ala Plástica / Centro Ecologista Renacer –Villa Constitución – Santa Fe / Fundación Encuentro por la Vida – Resistencia – Chaco / Taller de Comunicación Ambiental – Rosario – Santa Fe / Probioma – Santa Cruz de la Sierra, Bolivia / Puente entre Culturas – Santa Cruz de la Sierra, Bolivia / Paz y Naturaleza Pantanal – Corumbá, Brasil / Instituto GAIA – Cáceres provincia de Mato Groso, Brasil / Sobrevivencia – Asunción, Paraguay / Cultura Ambiental, Uruguay / Programa Ambiental de Extensión Universitaria, Facultad de Cs. Exactas, Universidad Nacional de La Plata / MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica)/ Grupo Güerta y Energía, Concepción del Uruguay, Entre Ríos / Árboles Sin Fronteras / Asociación Amigos Parques Nacionales / EcoManía / APDH Delegación Bariloche / Acción por la Biodiversidad / Buenos Aires Sostenible / Sabe la Tierra / Plantarse / Observatorio del Derecho a la Ciudad / Fundación Servicio Paz Y Justicia (SERPAJ) / Asociación por el Libre Acceso a Costas de Ríos y Lagos, Neuquén / Taller de Comunicación Ambiental / Centro de Estudios Ribera Buenos Aires / Asociación Civil SOS Hábitat, Mercedes / Cátedras de Economía y Periodismo Económico, Fac. Cs. Educación, UNER / CTA Autónoma Tucumán / Fundación Ciudades Con Participación Y Equidad, San Luis / Nuevo Ambiente / Fundación Isla Maciel / Parroquia Ntra. Sra. de Fátima, Isla Maciel, Avellaneda / La Dársena Plataforma de Pensamiento e Interacción Artística / SALCES / CEMIDA / Abogados por el Derecho Urbano – ADU / Asociación Civil ARCA / Aves Gualeguaychú / Foro Waj Mapu de Chajarí, Entre Ríos / Foro Ambiental y Social de la Patagonia /  Programa InfoAgua / CRETIC / Movimiento Proyecto Sur / Observatorio de Políticas Públicas de Villa Gesell / Sustentator / OIKOS Red Ambiental / Asociación de Naturalistas Geselinos / Asamblea “La Tribu del Salto» – ONG – Paraná, Entre Ríos / Asamblea Pachamama Uruguay / Asamblea «Paraná Libre de Fracking» – Asamblea – Paraná, Entre Ríos / Asamblea «Mas Ríos, Menos Termas» / Asamblea Ciudadana Ambiental Concepción Del Uruguay,  Entre Ríos / Asamblea Permanente Del Comahue Por El Agua / Asamblea Popular por el Agua – Gran Mendoza / Asamblea el Retamo de Nonogasta, Provincia de La Rioja / Fundación Cullunche / Asociación para la Conservación/el Estudio de la Naturaleza/ Juventudes Socialista de Argentina (JS) y Movimiento Nacional Reformista (MNR).