• Los Verdes repudian episodios de violencia contra manifestantes ambientales

    La organización eco-política Los Verdes repudia la cobarde emboscada y brutal agresión que recibieron ayer los integrantes de la Unión de asambleas patagónicas (UAP) en la ciudad de Rawson, Chubut, mientras se manifestaban pacíficamente frente a la Legislatura Provincial para protestar por el no tratamiento del Marco Regulatorio minero, que autorizaría nuevamente la  minería a cielo abierto en esa provincia. También condena el violento accionar contra manifestantes de Greenpeace que protestaban ayer frente al Congreso Nacional por el no tratamiento de la Ley de Residuos Eléctricos y Aparatos Electrónicos

    Unas trescientas personas atacaron ferozmente  ayer a un grupo de vecinos de la Rawson que se concentraban para impedir que se habilite la megaminería en Chubut dejando varios heridos y una decena de personas hospitalizadas.  Los agresores se identificaban como sectores por el  “sí a la minería” y pudieron descargar su furia contra los manifestantes con toda tranquilidad ya que la policía no apareció.

    La extracción sin límites de minerales, es necesaria para alimentar un sistema productivista altamente despilfarrador que incita al permanente cambio tecnológico, que genera contaminación, crecientes toneladas de basura tóxica y destruye territorios de manera irreversible para explotaciones de pocos años de vida útil.

    Los Verdes condenamos el episodio y señalamos como responsable de permitir y promover la violencia al gobernador Martín Buzzi.

    Mientras ocurría esto en Chubut, en la Ciudad de Buenos Aires activistas de Greenpeace que realizaban una protesta como último intento para pedir el tratamiento de la Ley de Residuos Eléctricos y Aparatos Electrónicos, fueron desalojados violentamente por las fuerza de seguridad. Mañana el Congreso de la Nación dejará caer ley de RAEE que obliga a los productores a hacerse cargo de la basura tóxica que generan. Los diputados del Frente para la Victoria, frenaron el tratamiento del proyecto presionados por lobby empresario.

    En menos de 24 horas, estos dos episodios muestran, una vez más, que el Gobierno Nacional no está dispuesto a atender los conflictos sociales y ambientales generados por los negocios promovidos por el actual modelo de desarrollo. Cuando la protesta ya no puede ser ignorada se pasa a la represión o se dejan operar a sectores aliados a que realicen la tarea de intimidación.

Comments are closed.