• Los Verdes rechazan iniciativa para cobrar “canon” sobre el uso del viento en Chubut

    “Penalizar el uso del viento va a contramano del desarrollo sostenible”

    (Buenos Aires, 23 de marzo de 2013) La organización eco-política Los Verdes rechazó hoy la iniciativa legislativa que pretende establecer un gravamen sobre el uso del recurso viento en la Provincia de Chubut.  Los ecologistas alertaron sobre el peligro que representa “que se coloquen más barreras económicas al desarrollo de la energía eólica en la Argentina” y consideraron que “esta iniciativa es profundamente desalentadora de una actividad que aún se encuentra en un estado de desarrollo inicial y muy débil”.

    “Es completamente irracionalidad colocar impuestos y nuevas barreras económicas a la energía eólica. El proyecto de ley para gravar el viento es un disparate que va en el sentido opuesto a generar condiciones para que la industria eólica se desarrolle en la Argentina” explicó el vocero de la organización, Juan Carlos Villalonga.

    No es esta la primera vez que un proyecto de este tipo se discute en Chubut. Unos 12 años atrás una iniciativa en la misma dirección fue presentada por el Partido Radical. Para Los Verdes, “la energía eólica enfrenta una situación sumamente adversa al tener que competir con las otras fuentes convencionales de energía, altamente subsidiadas, con fuerte apoyo estatal y un importante subsidio ambiental ya que nadie se hace cargo de sus impactos”.

    La iniciativa, que fue presentada en la Legislatura Provincial por el diputado por el Frente para la Victoria, Anselmo Montes, “refleja una profunda incomprensión del tema. Se desconoce cómo funcionan las energías renovables y cuál es su estado de situación en la Argentina” añadió Villalonga.

    Las energías renovables en Argentina siguen en estado embrionario, aún cuando se lo compara con el desarrollo en la región. A finales del año 2012, el país contaba con apenas 167 MW de potencia eólica instalada. “Eso nos ubica en un orden de potencia similar a la que posee Costa Rica o Nicaragua, en claro contraste con lo que ocurre en Brasil, que ya posee más de 2.500 MW eólicos, casi 15 veces el desarrollo argentino” explicó Villalonga. “La comparación con Brasil es interesante porque allí, el desarrollo eólico, arrancó más tarde que en Argentina y su recurso natural es menos abundante que el nuestro. En definitiva, esto muestra la mala política eólica argentina” concluyó el ecologista.

    Para Los Verdes, lejos de ponerle barreras a la energía eólica, lo que “hay que transparentar son los costos de las fuentes convencionales”, al mismo tiempo que señalan que el avance en materia de energía eólica promueve el desarrollo económico por medio de una fuente limpia y barata, empleos estables y una industria perdurable en el tiempo. “Todo eso implica apoyo a la economía nacional y, para el caso provincial, aporte tributario como cualquier otra actividad económica. Penalizar el uso del viento es algo totalmente contrario al desarrollo sostenible”.

Comments are closed.