• image001 (1)

    Los Verdes desafían al Gobierno de la Ciudad a adoptar metas en eficiencia energética “La Hora del Planeta debe ser un día de cumplimiento de metas, de otro modo, es simbolismo inocuo”

    Con motivo de conmemorarse el día 5 de junio el día mundial del ambiente, establecido por las Naciones Unidas, las autoridades de la Comisión de Ecología y la Comisión Especial de Cambio Climático de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires convocaron a una sesión simbólica a las organizaciones y movimientos socio-ambientales de la ciudad. La sesión tuvo lugar el día lunes 4 de junio en el recinto de sesiones de la Legislatura Porteña.

     En dicha sesión Los Verdes – FEP hicieron una exposición criticando la excesiva dedicación de los entes gubernamentales a actos simbólicos en relación al ambiente. Se le pidió a l Gobierno de la Ciudad y la Legislatura porteña a que se convierta el acto simbólico de la “Hora del Planeta” (apagar la luz una hora una vez al año) para que en esa fecha se muestre resultados concretos en materia de incorporación de tecnologías eficientes en iluminación.

     Se propuso un plan para transformar a tecnología Led a todas los semáforos de la Ciudad en un plazo de 6 años. Esto implica que para marzo de 2013, la próxima “Hora del Plantea” deberían haberse modificado unos 5.400 semáforos a la nueva tecnología de iluminación en base a Led.

     Lo que sigue es la presentación de Los Verdes, expuesta por Luciano Guaglianone.

     

    Los Verdes – 5 de junio de 2012 – Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires

    En primer lugar queremos señalar algo que nos preocupa. Para muchos la cuestión ambiental cobra cada vez más importancia, y es cierto, pero eso no debe confundirse con la multiplicación de acciones superficiales y simbólicas que se realizan en nombre de la ecología quienes tienen responsabilidad de gobierno.

    Aclaramos que iniciativas de esa naturaleza protagonizadas por ONG u otras organizaciones de la sociedad civil pueden cumplir un importante rol de motivación y difusión. Cuando lo hacen los gobiernos, nos parece que se está equivocando los roles.

    Un buen ejemplo de esto es la denominada “Hora del Planeta”, que no sólo lleva adelante con gran publicidad el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sino que ha sido declarada de interés por el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) y por este misma Legislatura durante este año.

    No vamos a extendernos en la inocuidad de ese acto simbólico, queremos, en este caso, desafiar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a asumir el rol de gobierno que debe ejercer en esta materia y con la seriedad que el tema merece que sea abordado.

    Proponemos transformar la “Hora del Planeta” en un día de compromiso anual de cumplimientos de metas en materia de eficiencia energética e impulso de tecnologías limpias.

    Damos un ejemplo simple y concreto: En la Ciudad existen unas 3.600 esquinas semaforizadas. Proponemos, tanto a la Legislatura como al Gobierno de la Ciudad, que se adopte la meta de sustituir los sistemas de iluminación de todos los semáforos de la ciudad por sistemas en base a leds en el plazo de 6 años. Esto significa que en marzo de 2013, para la próximo “Hora del Planeta” el gobierno debería mostrar que ya tenemos unas 600 esquinas con su nuevo sistema de iluminación de Leds, esto sería alcanzar la meta de 5.400 semáforos de Leds. Recodemos que en la actualidad los semáforos en base a esta tecnología apenas llegan a unos800. A pesar de que supuestamente existe una política al respecto.

    Son muchos los ejemplos en los que podrían adoptarse metas serias y mostrarían resultados de gestión.

    No vamos a pedir a los miembros de esta legislatura que anulen la declaración de interés a la “Hora del Planeta”. Pero les pedimos que se le exija al Gobierno, en marzo de 2013, cuando se quiera celebrar una nueva hora del planeta, que se estén cumpliendo metas de gestión que hacen a la incorporación de tecnologías más eficientes en materia de iluminación, no sólo por los beneficios ambientales directos que esas medidas tienen, sino también por el valor que estas políticas tienen para favorecer la incorporación popular de estas tecnologías.

    Muchas Gracias.

Comments are closed.