• “LA ORDENANZA ES UN VALIOSO PRIMER PASO PARA REDUCIR EL IMPACTO AMBIENTAL DE LAS BOLSAS”

    16 de octubre  2015 – Tras casi ocho años de debate, ayer a última hora, el Concejo Deliberante de la ciudad de Rosario aprobó una ordenanza que regula la utilización de bolsas plásticas en grandes supermercados y autoservicios. El objetivo central de la norma es impulsar la disminución progresiva de su utilización para reducir su impacto ambiental.

    La medida, aprobada por la Comisión de Ecología del Concejo, contempla la entrega de hasta cuatro bolsas gratuitas durante el primer año, dos a partir del segundo y establece el cobro de todas las bolsas a partir del tercero.  También exige a los comercios la entrega de bolsas plásticas estandarizadas según Norma IRAM de color negro o anaranjado y prevé la comercialización de bolsas reutilizables.  Además  los establecimientos que tengan un mínimo de cuatro cajas deberán habilitar al menos una bajo el nombre de “caja verde” en donde no se repartirán bolsas.

    «Celebramos que se hayan incorporado en la ordenanza las sugerencias que hicimos. Ambientalmente lo ideal sería prohibir la entrega de bolsas plásticas, pero eso es inaplicable en las condiciones actuales. Esta medida es un valioso primer paso para reducir el impacto de las bolsas y esperamos que pueda hacerse efectivo su cumplimiento. Rosario tiene mucho que hacer aún en materia de gestión de residuos y este tipo de iniciativas contribuyen a ese proceso» destacó Gonzalo Gorostarzu, coordinador de Los Verdes Santa Fe.

    La reciente norma complementa la Ordenanza 8335/08 de Basura Cero que obliga a la ciudad a reducir la cantidad de basura que se envía a relleno sanitario y que aún está lejos de cumplir con las metas establecidas.

     

     

     

  • La protección de humedales quedó fuera de la propuesta Argentina para luchar contra el cambio climático

    2 de octubre de 2015. En el día de ayer, la Argentina presentó formalmente ante la ONU su INDC (Intended Nationally Determined Contributions, por sus siglas en inglés) que contiene el compromiso del país para la reducción de gases de efecto invernadero de cara a la Vigésimo Primera Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de Naciones Unidas contra el Cambio Climático (CMNUCCC) que tendrá lugar en París a fin de año. En la cumbre, los países deberán alcanzar un acuerdo global que reemplace al Protocolo de Kioto, dirigido a mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados.

    La propuesta argentina, que establece una reducción del 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero para el período 2020-2030, contiene una serie de medidas destinadas a dar cumplimiento de la meta propuesta por el país –una de las menos ambiciosas de la región-. Dentro de ellas, no figura una estrategia de protección de los humedales, ecosistemas vitales para la mitigación y adaptación del cambio climático.

    Los humedales  son fijadores de carbono y amortiguan tanto sequías como inundaciones. Así lo reconoció la Resolución 24 de la Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional, en su Conferencia de las Partes Nº 10, en el 2008 sobre “Cambio Climático y Humedales”, de la cual Argentina es parte. En la misma se insta a sus miembros “a que administren los humedales racionalmente para reducir las múltiples presiones que éstos enfrentan y aumentar su capacidad de recuperación ante el cambio climático y a que aprovechen las importantes oportunidades que presenta el uso de los humedales de forma racional como opción de respuesta para reducir los impactos del cambio climático”.

    Al mismo tiempo, los humedales son ecosistemas muy vulnerables al cambio climático, siendo especialmente sensibles a la ocurrencia de fenómenos extremos, las modificaciones en las temperaturas y en los patrones de precipitación. Informes científicos indican que la degradación y pérdida de muchos tipos de humedales está ocurriendo con mayor rapidez que en otros ecosistemas y que es probable que el cambio climático exacerbe esta tendencia, reduciendo su capacidad en el secuestro y almacenamiento de carbono. De hecho su degradación, como sucede en el caso de las turberas, los convierte en emisores de gases de efecto invernadero.

    En su Quinto Informe de Evaluación, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) concluyó que la mayoría de las estimaciones globales no incluyen las emisiones derivadas de la combustión o la descomposición de turba después de un cambio de uso del suelo; y que, en particular, la descomposición del carbono en humedales y turberas no está reflejada en los modelos a pesar de la gran cantidad de carbono almacenado en estos ecosistemas y de su vulnerabilidad al calentamiento y a los cambios en el uso del suelo.

    Por su parte, la Convención de Cambio Climático (CMNUCC) adoptó a través de la Decisión 2/CMP.7 una nueva actividad de “drenaje y rehumidificación de humedales” para un segundo período de compromisos del Protocolo de Kyoto. En el mismo se reconoce que mediante la rehumidificación también se pueden restaurar los humedales hasta alcanzar un estado en el que las emisiones netas de CO2 se reducen mucho o incluso llegan a ser negativas, haciendo que estos funcionen como absorbedores netos de gases efecto invernadero de la atmósfera.

    Desde mediados de 2014 un proyecto de Ley de Humedales se encuentra demorado en la Comisión de Recursos Naturales y Ambiente Humano del Congreso de la Nación a la espera de ser sancionado. De no llegar al recinto este año, el proyecto perderá estado parlamentario. Más de 100 organizaciones de todo el país vienen trabajando para que los Diputados aprueben la ley de vital importancia para la protección de estos ecosistemas.

  • Argentina lleva una débil propuesta de compromiso climático a la COP21

    29 de septiembre 2015 – Argentina presentó ayer oficialmente la propuesta nacional que asumirá ante sus pares en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 –COP21 – que se realizará en París desde el 30 de noviembre hasta el 11 de diciembre. Mediante este compromiso denominado INDC (Intended Nationally Determined Contribution, por sus siglas en inglés), nuestro país se comprometerá a una reducción del 15% de emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030 respecto de las misiones tendenciales o Business as Usual (BAU).

    “La INDC argentina es de muy poca ambición e incompatible con el objetivo de mantener la suba de la temperatura global dentro de los 2°C.  Supone que las emisiones de CO2 seguirán creciendo en el 2030 cuando Argentina ya debería estar con sus emisiones en baja. El compromiso debería ser al menos de estabilización fijando una meta de al menos un 20% de reducción de emisiones”, señaló Juan Carlos Villalonga, vocero de Los Verdes.

    En la COP21 deberá adoptarse un acuerdo global vinculante que incluya los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para todos los países para el período 2020-2030 y que logre mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2°C.  Como paso previo, cada país presenta su propuesta nacional que se da a conocer públicamente antes del comienzo de la Cumbre. El compromiso local conocido ayer se basa en tomar como referencia un escenario BAU (Business as Usual) en el que no se adoptan medidas de mitigación.

    La  meta Argentina fue presentada por el Secretario de Ambiente, Sergio Lorusso, como de reducción del 30%. “Eso es completamente engañoso”, señaló el vocero de Los Verdes. “Se añade que se podría reducir un 15% más en el caso de recibir ayuda externa o sea, es una meta condicional, expresarlo de ese modo es un engaño y, además, duplicar la reducción en base a ayuda, nos indica lo conservadora que es la propuesta del 15%.”

    “Países mucho más pequeños que Argentina han asumido compromisos mayores para enfrentar el cambio climático. Incluso los latinoamericanos como Perú, México o Brasil presentaron planes con mayores aspiraciones en sus metas de reducción de emisiones. El nuestro es engañoso, de escaso alcance y no está a la altura de lo que se debe y puede hacer”, enfatizó ayer Villalonga.

    Hace dos semanas, al conocerse la versión preliminar del documento, Los Verdes difundimos nuestras observaciones a la propuesta (1). Allí señalamos, entre otras deficiencias, el bajo porcentaje de incorporación de energías renovables a la matriz energética hacia 2030.

    (1) Ver comunicado anterior completo http://www.losverdes.org.ar/?s=criticas+INDC

     

     

     

     

  • Nueva sección en el sitio web de Los Verdes: todo sobre cambio climático y la Cumbre de París que decidirá el futuro del planeta

    A días de la COP21 Los Verdes ponen a disposición en su nuevo sitio web una sección especial con un completo informe con preguntas y respuestas clave para entender de qué se trata el cambio climático y cuáles son las negociaciones internacionales que se definirán en la próxima cumbre del clima en París. Accedé desde acá http://www.losverdes.org.ar/faqs/

    25 de septiembre de 2015. Del 30 de noviembre al 11 de diciembre Francia acogerá la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 (COP21/CMP11), también llamada “París 2015”, en la que los países deberán alcanzar un nuevo acuerdo global para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Con el fin de facilitar la comprensión de un tema complejo y el acceso a la información sobre el tema,  Los Verdes lanzaron un micrositio con preguntas y respuestas para que cualquier persona tenga a mano información de base  que facilite el seguimiento de las negociaciones que definirán allí el futuro del planeta. Además de las ya definidas, el portal invita a que los interesados puedan dejar sus propias preguntas para que las respuestas sean sumadas al listado.

    “La Cumbre de París será un evento crucial, ya que debe conducir a un nuevo acuerdo internacional sobre el clima aplicable a todos los países, con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2ºC. Por ello desde Los Verdes intentamos responder preguntas básicas sobre el evento. El trabajo está destinado a todas aquellas personas que no están familiarizadas con el tema y sus implicancias, para que puedan dar seguimiento a lo que será una reunión clave para el destino de la humanidad” señalaron desde la organización.

    Desde Los Verdes alertaron además, que a poco más de 60 días de la Cumbre de París, Argentina es uno de los pocos países que aún no han hecho su presentación formal ante Naciones Unidas de su propuesta de recorte de emisiones.

    En París debe lograrse un nuevo y significativo acuerdo sobre el clima para poner en marcha recortes de emisiones de gases de efecto invernadero post 2020. Este acuerdo debe constituir el tan necesario plan mundial para ralentizar el cambio climático y permitir a la humanidad adaptarse a las consecuencias inevitables que conlleva. Pese a que el cambio climático es inevitable en cierta medida, en la Conferencia sobre el Clima, celebrada en 2010 en Cancún, los líderes mundiales acordaron limitar en este siglo el calentamiento del planeta a 2 °C con respecto a los niveles preindustriales.

     

  • Ley de Energías Renovables: “Su implementación real significaría un verdadero despegue para el sector en Argentina”

    24 de septiembre, 2015 – Los Verdes apoyan la sanción de la nueva Ley de Energías Renovables aprobada ayer en el Congreso de la Nación. Se trata de un proyecto impulsado por el Senador Marcelo Guinle (Frente para la Victoria) que tiene como objetivo central lograr que a 2017 un 8 por ciento de la matriz nacional de energía eléctrica sea aportado por energías renovables y que se alcance un 20 por ciento para el año 2025.

    Finalmente, tras dos años de gestiones, el miércoles 23 de septiembre los diputados dieron el visto bueno final a la iniciativa de Guinle que proponía la modificación de la ley 26.190 (1) cuyas metas no llegaron a cumplirse.

    «Esperamos que esta modificación permita que algunos proyectos, particularmente eólicos, puedan desarrollarse a corto plazo», señaló Juan Carlos Villalonga, vocero de Los Verdes y presidente de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires. «De todos modos nada sucederá ni servirá si el Gobierno Nacional sigue sin implementarla, tal como lo ha hecho hasta ahora”, advirtió. “Ojalá que el próximo gobierno cumpla con este nuevo texto y se alcance el objetivo del 8% al 2017. Sin duda eso sería un despegue del sector renovable en Argentina».

    Además de las metas fijadas para la inserción de energías renovables en la matriz energética, la nueva ley incluye también el armado de un fondo fiduciario (FODER) para respaldar la financiación de los proyectos de inversión y establece la obligación, con penalizaciones por incumplimientos, para los grandes usuarios de energía eléctrica – en especial los que alcanzan consumos  a partir de 300 kW– para alcanzar particularmente los objetivos de consumo de energías renovables que fija la ley.

    “La reglamentación de la ley será un gran desafío porque implica la creación de un mercado de energías renovables para Argentina casi desde cero. También lo será para la industria renovable y los grandes consumidores” – explicó Nicolás Brown, especialista de Los Verdes en el tema. “Si bien fija un precio tope que limita al mercado y perjudica a la solar y otras fuentes, privilegiando la eólica, sigue siendo un avance necesario pero que será un aporte siempre y cuando el gobierno impulse definitivamente su implementación”.

    Hace unas semanas Los Verdes presentaron su ejercicio en el marco de la edición 2015 de la Plataforma Escenarios Energéticos  Argentina 2035 (2) en la que proponen que   la matriz de generación eléctrica debe acercarse a cero-emisiones para el  año 2035 y que hacia el 2050 debe tener emisiones nulas de gases de efecto invernadero. El plan incluye que toda nueva potencia incorporada provenga de las energías renovables, el cierre progresivo de las centrales nucleares, la no explotación de yacimientos de combustibles no convencionales, entre otras medidas para acercar a emisiones cero la matriz de generación  nacional en ese plazo.

     

    (1) Ley 26.190 sancionada en 2006 “Régimen de Fomento Nacional para el uso de fuentes renovables de energía destinada a la producción de energía eléctrica” http://infoleg.mecon.gov.ar/infolegInternet/anexos/120000-124999/123565/norma.htm

    (2) Escenarios Energéticos Argentina 2035 http://www.escenariosenergeticos.org/fotos/EEA-2035_digital.pdf